La agricultura está en auge no solo en los campos sino también en las ciudades donde muchas personas se animan cada día a cultivar sus propias frutas y verduras para autoconsumo. Muchas veces empiezan por algo que te han dicho, has oído o porque te has topado con alguna entrada de La Huertina de Toni y te has decidido a experimentar. En esta entrada vamos a ver 5 consejos básicos que necesitamos para saber si cumplimos los requisitos para poder empezar el proyecto.

huerto-urbano

La Ubicación:

Esto es lo más importante pues va a determinar que es lo que podemos plantar según las condiciones de luminosidad, aire, temperatura, humedad, plantas que puedan ser compatibles, etc Los lugares más frecuentes que podemos usar pueden ser: la azotea, balcón, terraza, ventana, patio interior, jardín cercano a casa…

Debe ser segura, que veamos que nadie nos va a robar la cosecha o las plantas cuando no estemos en casa, por supuesto esto puede pasar en cualquier lado pero como siempre más vale prevenir.

Plantas a cultivar: 

Este depende directamente del primer punto pues según unos factores u otros, podemos decidir que podemos tener en nuestra huerta urbana. Lechugas, rabanitos, pimientos, tomates, perejil, cilantro, hierbabuena, plantas medicinales. Por supuesto necesitamos semilleros también para mimar bien a estas semillas.

Recipientes a usar:

Casi cualquier recipiente se puede usar para plantar y no es necesario estar comprando, pues las macetas suelen ser caras. Deben ser de plástico o de cerámica principalmente, ya que los que son metálicos al calentarse con el sol se pueden estropear las plantas con mayor facilidad y los de madera deben ser especiales para que esta no se pudra, como las mesas de cultivo.

En cuanto a la profundidad que necesitamos debe ser aproximadamente de unos 20 cm pues cuanta menos tierra las hortalizas van a crecer menos y se nos quedarán pequeñas.

Sustrato necesario:

El sustrato a elegir es importante pues debe ser mullido y de estructura esponjosa para evitar que el agua se encharque y las plantas se asfixien. No es necesario siempre comprar todo el sustrato sino que podemos añadir a la tierra que ya disponemos otros componentes para mejorar sus estructura.

Humus de lombriz, fibra de coco, perlita, vermiculita son algunos de los más comunes, si quieres saber como prepararlo correctamente no dudes en mirar el siguiente vídeo donde Toni te lo explica.

 

Abono: 

Existen varios formatos comerciales tanto líquidos como en sacos para aportar los nutrientes necesarios a nuestras plantas pero lo ideal sería que pudiéramos fabricarnos el nuestro y ¿cómo es esto posible? Pues con nuestra amigas las lombrices. No dudes en consultar estos enlaces para aprender un poco más. Enlace1 Enlace2 Enlace3

Plagas y Depredadores:

Aunque estés en la ciudad también existen plagas y depredadores que viven en las plantas, es recomendable informarse bien de las posibles plagas que pueda tener nuestro cultivo y de los depredadores pues  ellos son una de las mejores maneras de mantener nuestra huerta en ecológico. También es importante poner alguna planta con flor para atraer a polinizadores que fecundarán las plantas.

 

Recuerda que lo más importante es tener paciencia, aprender poco a poco, pasarlo bien y dedicarle un tiempo cada día a las plantas, no usar abonos químicos ni ningún insecticida,  pues sino donde está la gracia de tener tu propio cultivo eco.

Si te ha gustado la entrada deja un comentario.