La receta que comparto hoy, el Ajoblanco, es una receta tradicional española, más concretamente del sur, es una especie de crema de almendras o sopa de almendras, según te guste más o menos caldoso, que se toma muy fresquita por lo que es un plato que no falta en nuestra gastronomía en los calurosos días de verano. El Ajoblanco es un plato que junto con el gazpacho y el salmorejo ayudan a soportar las altas temperaturas estivales en las que con tanto calor no apetece comer nada.

El origen del Ajoblanco no se conoce a ciencia cierta, lo único que está claro es que esta receta o alguna similar ya era degustada por los antiguos romanos y que posiblemente, la que conocemos hoy en día, sea originaria de Al-Ándalus. Un plato sencillo, humilde y simple y que como muchos otros: Gazpacho, las Sopas de Ajo, Gachas, Patatas a la Importancia, Potaje de Castañas, etc…salvó del hambre a mucha gente durante la Guerra Civil española y después en la posguerra. En fin toda receta tiene su historia y la de esta es larga, cuánto ha llovido desde entonces y aquí seguimos deleitándonos con su exquisito sabor.

Qué os decía? A que es superfácil! en un momento tenéis una deliciosa crema de almendras casi instantánea. Un plato muy fresquito pero, además, sano y nutritivo. Una manera estupenda de comenzar nuestras comidas o cenas y que, aunque es genial para el verano, es un plato estupendo para disfrutar en cualquier época del año. Ah! y no dejéis de probarlo con el melón o con uvas, aunque parezca una tontería no lo es, le da un toque espectacular!
Nos vemos en la próxima receta! 😀
Si tenéis cualquier duda podéis dejarme un comentario y también podéis seguirme en Facebook, Twitter, Instagram y suscribiros a mi canal de YouTube.