El Erizo común es un pequeño mamífero que vive en las zonas campestres principalmente aunque también se ha adaptado a la ciudad pues es un animal cuya dieta está principalmente basada por insectos. Tiene su piel modificada en forma de púas que le permiten hacerse una bola para defenderse de depredadores y es un excelente aliado en la huerta, pues sale de caza por la noche, para devorar a todos aquellos insectos que osan comerse nuestros cultivos.

Suele ser confundido con el puercoespín por su cuerpo lleno de pinchos pero son animales completamente opuestos ya que el puercoespín es vegetariano y el erizo tiene su dieta basada en insectos, caracoles, babosas, algo de carroña y fruta que se haya caído al suelo.

Los erizos hibernan, construyen sus  propias madrigueras en el suelo y las llenan de hojarasca, se hacen una bola y duermen hasta Primavera. Es entonces cuando empiezan a aparecer por la huerta, son nocturnos, aunque se les puede ver a última hora de la tarde.

Los erizos son bonitos de ver e incluso pueden amansarse pero es mejor que vivan sueltos y vayan a donde quieran. Debemos evitar sitios donde se puedan caer y morir, como por ejemplo charcas sin ningún tronco al que se puedan subir o charcos con paredes plásticas, pues son resbaladizas y se acabarían ahogando.

Algunos de sus alimentos favoritos pueden ser las cucarachas, orugas, caracoles, babosas, saltamontes y también lombrices, por lo que debemos proteger la lombricosmpostera para que no se suban con facilidad. Aunque coman lombrices, son más beneficiosos que perjudiciales y digo esto porque muchas personas matan animales porque se alimentan de un animal que consideran beneficioso. Yo siempre he dicho que el equilibrio es importante y cada animal tiene su depredador y no por ello debemos matarlo.

Si tienes visitas de este fantástico animalito, no dudes en dejar un comentario contando tu experiencia.