Las moscas tienen muy mala fama ya que unas se alimentan de fruta podrida, otras de carne en descomposición y suelen ser molestas, en cambio de las que vamos a hablar hoy son polinizadoras y sus larvas se alimentan de pulgones. Son bastante comunes pero muchos de ustedes las desconocéis.

Los sírfidos son una familia de moscas de colores bonitos principalmente, aunque como todo siempre hay alguna excepción. Estas moscas se suelen hacer pasar por abejas para protegerse y así nadie las molesta porque piensan que tienen aguijón.

Los adultos se aparean y ponen los huevos en las plantas afectada con la plaga, al cabo de unos días emergen larvas de mosca, no tienen patas y su aspecto suele ser transparente, podemos ver su interior dependiendo de la especie. Estas larvas se deslizan por las colonias de pulgones devorando a todos los que se meten por delante, son muy voraces.

Cuando la larva ya es adulta se transforma en un pequeño capullo donde pasados unos días dará lugar a la mosca adulta.

Para diferenciarlos de las abejas es muy sencillo, las abejas tienen los ojos más pequeños, tienen 4 alas, tienen las  antenas más largas y poseen en las últimas patas unas bolsas para almacenar el polen por lo que sus patas son más anchas. ¿Ves la diferencia?

Ahora que conoces a la familia de estos depredadores, los empezarás a ver por la huerta y a disfrutar de su compañía. Contamos con un ejercito en la huerta para combatir a las plagas, solo hay que aprender a conocer y respetar la fauna que habita la huerta.