Los bosques siempre han sido vitales para el planeta pues  proporcionan oxígeno, son capaces de retener el agua de las nubes por lo que también proporcionan agua y es el hábitat ideal para muchos animales. Hasta ahora se creía que al no moverse no podían ser comparados a nosotros o a cualquier animal pero estudios recientes están empezando a demostrar que estos seres sienten y que son capaces de realizar acciones que muchos de ustedes ni se pueden imaginar.

Se Comunican

Los árboles que viven en un mismo bosque y que son de la misma especie pueden interactuar entre ellos y ayudarse a sobrevivir compartiendo el espacio vital y los nutrientes necesarios que hay en el suelo. Según los estudios de la Doctora Sussane Simard, estos también se pueden comunicar gracias a una simbiosis entre micelios de los hongos y las raíces de los árboles, formando una extensa red por todo el suelo por donde pueden compartir la información o nutrientes dependiendo del árbol que lo necesite.

Algunas especies pueden reaccionar de forma diferente dependiendo de quien tengan alrededor, por ejemplo la planta Impatiens pallida si tiene a otras plantas de su misma especie procura no expandirse demasiado para que así compartir el espacio, en cambio si hay otras plantas diferentes procura ocupar todo el espacio lo más rápido posible.

Árboles Madre

Son aquellos que llevan en el bosque mucho más tiempo (hasta 500 años) que los demás por lo que suelen ser bastante grandes. La función de estos árboles es muy importante ya que guardan la información obtenida a lo largo de los siglos como por ejemplo algunas plagas que han afectado con anterioridad y las sustancias que deben generar para evitarlas, como sobrevivir al fuego, inundaciones… Se ayudan del reino fungi (hongos) para hacer llegar la información a través de esta red “neuronal”. Son tan importantes que no deberían ser talados como hacen de forma indiscriminada actualmente…incluso después de cortados siguen transmitiendo información durante un tiempo.

468

Algunas pruebas

El ejemplo más claro hoy día de que los árboles se comunican es el de las acacias en África, como saben estos árboles tienen espinas muy largas para que no se las coman los herbívoros mas avispados pero la jirafa ha desarrollado una lengua más larga de lo normal por lo que pueden capturar las hojas más recognitas de las ramas. ¿Y que ha hecho la Acacia? No se iba a estar de brazos cruzados así que emite una sustancia gaseosa que puede alcanzar los 45 metros alrededor para advertir a otras acacias de la llegada de herbívoros y así generan unos taninos en cantidades letales para los animales así que estos no se las comen.

Otro es el caso de los bosques de robles pueden comunicarse igual pues generan más taninos haciendo que se mueran la mayor parte de las orugas que les atacan.

Quizás todo este tiempo hemos estado observando la parte errónea de los árboles para poder sacar conclusiones de si son o no inteligentes o sensibles, el biólogo Michael Terrer cree que las raíces pueden ser el cerebro de las plantas pues cumplen varias funciones que se asemejan al sistema nervioso de los vertebrados.

  • Las raíces están interconectadas.
  • Integran y combinan de forma compleja las diferentes señales que reciben.
  • Tienen un punto de actividad eléctrica en sus extremidades.
  • Intercambian señales eléctricas y químicas con el resto de la planta.
  • Las raíces se adaptan a su propio crecimiento.
  • Son ricas captores de todo tipo: sensibles a la luz, humedad, temperatura, nutrientes, bacterias, hongos…

Deja un comentario con tu opinión acerca del tema y si crees que realmente los árboles inteligentes.