Hoy os traigo una receta muy sencillina, un Caldo de Verduras, muy simple verdad? Sin embargo, la entrada de hoy va de algo más, va de cómo sacar el máximo partido a las verduras y hortalizas que compramos o cultivamos. Tanto en un caso como en el otro es una verdadera pena cuando tenemos que tirar esas partes que no se pueden comer. Hasta hoy, porque hoy os voy a decir una forma de aprovecharlos!

Te pones a cocinar y empiezas a limpiar las verduras y hortalizas y tiras un montón de cosas: las cáscaras externas de las cebollas, las partes verdes de los puerros, de las cebolletas, las hojas de las zanahorias, los tallos del brócoli…. un sinfín de partes que se van a la basura o en el mejor de los casos al compost. Y así era como yo me consolaba un poco, pensando en que al menos, todos esos “desperdicios” los devolvía a la huerta para nutrirla y alimentarla, en fin, el ciclo de la vida. Hasta que descubrí una manera de sacarle el máximo partido a todo eso, y hoy lo voy a compartir con todas y todos, en este vídeo os explico cómo:

Cocina de aprovechamiento cien por cien. Además de no desaprovechar todo ese vegetal, dándole una segunda oportunidad, nos ahorramos un montón de tiempo en la cocina que nunca viene mal. Un caldo de verduras muy potente, con mucho sabor y con el que tendréis hecha la mitad de la receta en muchos casos. Os será muy útil para enriquecer vuestros platos de pasta, arroz, guisos, para tomar con unos fideos, con miso…en fin un tesoro. Yo hago como un litro de cada vez, lo embotello y a la nevera hasta que lo necesite para algo. Ya veréis que bien os va servir! 😀

468

Si tenéis cualquier duda podéis dejarme un comentario.
Y también podéis seguirme en Facebook, Twitter, Instagram y suscribiros a mi canal de YouTube.