Las chinches tienen muy mala fama ya que se alimentan de la savia de nuestros cultivos, llegando incluso a secarlos por completo si el número es elevado, pero lo que no todo el mundo sabe es que no todas son dañinas para las plantas, ya que existe un grupo de chinches depredadoras.

Hemipteros - Rhynocoris cuspidatus - E_Gil

Reduviidae es el grupo al que pertenecen y estas chinches se alimentan de la sangre (hemolinfa) de los insectos. Es muy fácil diferenciarlas, ya que poseen un cuello largo y estrecho y de su boca sale el estilete, que es una boca especializada en picar y chupar.

Estas chinches abundan por el huerto, escondiéndose bajo piedras o incluso las podemos encontrar en las plantas. Cuando se encuentran con una posible presa, le inyecta con el estilete un líquido que licua el interior para posteriormente chuparlo.

Otra chinche muy conocida que podemos encontrar en el huerto es la Reduvius personatus, es de color negro aunque muchas veces la ninfa se recubre con partículas de arena para camuflarse. Es capaz de cazar pulgones, orugas e incluso insectos mayores que ella.

INS-0420

Añadir que pese a que sean buenas, es mejor no tocarlas pues te pueden picar para defenderse.

¿Has visto alguna vez a una de estas chinches? ¿Cuál fue tu reacción? Déjanos una respuesta en los comentarios.