Llega el otoño y el invierno, muchas de nuestras flores bulbosas empiezan a morir con las primeras heladas sin embargo sus bulbos en el interior de la tierra siguen vivos esperando de nuevo la primavera para rebrotar con fuerza y alegrarnos con sus flores tanto a los polinizadores en el huerto como a nosotros en el jardín. Sin embargo muchos de esos bulbos , llamados bulbos blandos debemos sacarlos de la tierra para que el exceso de humedad, las heladas y las temperaturas mínimas del otoño e invierno no los dañe ni los pudra, aparte nos servirá también para obtener mas bulbos y poder regalarlos o sembrarlos en otras ubicaciones.

Así que, si como yo tenéis bulbos plantados en vuestros huertos , jardines o huertos urbanos es muy importante que hagáis los siguientes pasos para conservarlos en estado optimo, debemos desenterrarlos una vez se muera la parte área, almacenarlos y protegidos sobre todo en zonas con los inviernos más duros. Yo lo he hecho con mis Dalias, gladiolo y ciclamen. Otras bulbosas como por ejemplo el jacinto, el lirio, el narciso, el tulipán se plantarían ahora a mediados de otoño y su conservación y extracción del bulbo se haría en verano.

1.- Espera a que seque la planta. Debemos esperar a que mas o menos la planta este casi seca y antes de las heladas fuertes ya que mientras tanto el bulbo esta conservando nutrientes gracias a la parte aérea para volver a florecer, es importante que no lo hagamos con la planta viva. Una vez esta muriendo excavamos con mucho cuidado alrededor de la planta con una pala para no dañar el bulbo, por ello es ideal tener una etiqueta o marca con el nombre de la planta y donde esta plantada para saber exactamente donde esta el bulbo.

2.- Déjalos secar antes de guardar. Una vez desenterrados si tenemos suerte y tenemos un día soleado y poco húmedo lo dejaremos un día secar encima de un periódico para quitar el exceso de humedad que puedan tener y de paso la tierra se seque un poco, si no es posible , esto lo haremos dentro de casa dejándolos un par de días. con esto conseguimos que luego no sea mas fácil limpiarlo y que no tengan un exceso de humedad.

3.- Limpia bien el bulbo. Llega el momento de limpiar bien los bulbos, nos podemos ayudar de un cepillo de dientes viejo para quitar los restos de tierra , sin apretar demasiado para no dañar el bulbo, aparte de esto también aprovecharemos para desechar los bulbos que veamos dañados, huecos por dentro, blandos o con signo de pudrición. En esta parte también aprovechamos a separar los hijuelos que haya podido producir, consiguiendo con esto reproducir nuestras plantas y asi tener mas bulbos para poner en primavera.

4.- Almacenarlos individualmente envolviéndolos en periódico. Es importante este paso para que si por error hemos guardado algún bulbo que se pudra, no estropee los demás, así que debemos conservarlos individualmente, lo mejor es envolverlos en hojas de periódico para que absorba la posible humedad de ellos y ademas como necesitan airearse el periódico es perfecto. no usar bolsas de plástico.

5.- Guardar todos los bulbos de la misma planta en una caja de cartón o de madera. Como los hemos guardado de forma individual entre si no vamos a tener problemas de que se toquen entre si, pero si ademas añadimos bolas de papel de periódico entre ellos no estará de mas y nos ayudara a su conservación.

6.- Etiquetar las plantas. Aunque parezca mentira y nos pueda dar pereza, es importantisimo etiquetar las plantas que guardemos tanto las semillas como los bulbos, porque aunque muchas veces pensamos ( me pasaba mucho ) que nos vamos a acordar, si tenemos mas de una variedad seguramente luego nos podamos equivocar. Yo en mi caso guarde la etiqueta del bulbo que había comprado.

7.- Conservar en sitios frescos y seco temperatura 10º . Ahora debemos decidir el sitio donde dejar nuestras cajas, normalmente tendemos a dejarlas dentro de casa, pero con las calefacciones pueden llegarnos a germinar los bulbos, así que lo ideal es que si tenemos un garaje o zona un poco mas fría mejor, un garaje, un balcón, la ventana o un sótano por ejemplo, eso si, que no bajen de 0º.

8.- Revisa de vez en cuando. Es importante que no los abandonemos a su suerte durante todo el invierno, si podemos ir revisando de vez en cuando a ver si todo esta bien y retirar los posibles bulbos dañados, evitaremos llevarnos sorpresas en primavera cuando los queramos plantar.

Ahora solo nos faltara esperar a la siguiente primavera cuando hayan pasado los riesgos de heladas fuertes para poder volver a plantar nuestros bulbos en el exterior yo las pongo en el bancal de las flores esenciales del huerto y es una pasada verlas en flor. Espero que os haya servido el articulo y guardéis correctamente vuestros bulbos pero sobre todo que disfrutéis en la próxima primavera de sus preciosas flores. ¿Que flores y bulbos plantáis vosotros? Por cierto en otoño se pueden plantar narcisos que son preciosos.