El verano es la época de producción por excelencia todo nuestro huerto esta en su máximo esplendor y no paramos de cosechar productos de la huerta, como pueden ser kilos de tomates, pimientos, berenjenas , ajos, cebolla, etc, aunque de muchos de ellos podemos hacer conservas para consumir en invierno, de hecho el verano es la época de realizar conservas por excelencia, si existen dos de estos productos que realmente son abundantes aunque pongamos pocas plantas, estos son el pepino y el calabacin. Hoy vamos a hablar de como conservarlo y congelarlo para poder consumirlo en invierno.

Nosotros en verano consumimos muchísimo calabacin, en lasaña de verduras, el rodajas, en ensalada , en fritura, en cremas o purés, o pisto en conserva, pero llega un momento que la producción es tal que no das a basto y tienes que regalar muchos calabacines, o se te hacen demasiado grandes para consumir, así que existe la opción de congelarlo y tener para todo el año y mas ahora que tengo que alimentar a mi mejor semilla!

1.- Antes de todo debemos poner una olla en el fuego al máximo para que el agua empiece a hervir, este paso es importante, mientras tanto podemos empezar a trabajar con nuestros calabacines, yo prefiero pelarlos antes de conservarlos pero este paso no es obligatorio y depende mucho de como consumáis el calabacin. Tambien si habeis cogido calabacines muy grandes debemos retirarle las semillas.

2.- El siguiente paso es cortar en trozos el calabacin, yo normalmente lo parto en cuadraditos , pero también se puede cortar en tiras, eso si, es imprescindible que cortemos en trozos pequeños para que se haga rápidamente ya que de otra manera podría quedarnos el interior sin hacer. Una vez el agua este hirviendo, es el momento de añadir nuestros calabacines y lo vamos a dejar en el fuego no mas de 1 minuto ( para este paso es importante que el calabacin no haya estado en la nevera hasta el ultimo momento porque si no puede enfriarnos rápidamente el agua )

3.- Una vez a pasado ese minuto rápidamente debemos cortar la cocción así que tenemos que poner nuestros calabacines en agua muy fria, asi que podemos aprovechar  y llenar de agua fría el fregadero y una vez vaciemos el agua caliente de nuestros calabacines, echarlos ahí. También podemos retirar el agua caliente y ponerlos en otra olla con el agua muy fría, eso a vuestra elección, pero muy importante que este muy fría.

4.- Una vez hecho este ultimo paso nos queda solamente guardarlo aunque un paso intermedio seria dejar los calabacines en un trapo antes de congelarlos para que se vayan secando y así una vez los metemos a congelar no se nos queden pegados cuando estén congelados y salgan todos en un bloque , de tal manera que podremos sacar porciones a medida que lo necesitemos, como digo este paso es opcional. Es importante que no se toquen mucho unos a otros.

5.- Y como ultimo paso solo nos queda meterlos en una bolsa de congelador con zip y guardarlos para poder usarlos cuando mas nos apetezca, no se recomienda que estén mas de un año en el congelador, pero seguro que a nosotros nos durara mucho menos, ya que nos encanta.

Espero que este articulo os ayude a cada día ser mas autosuficientes y tener nuestra despensa llena! Espero también que os animéis y me contéis en comentarios como los conserváis vosotros, o que recetas me podéis dar para consumirlos!!!