No hace mucho que descubrí las Setas de Cardo y desde que lo hice he de confesar que me enamorado perdidamente de ellas. Tienen una textura maravillosa y un montón de posibilidades en la cocina. Una de las cosas que más me gusta de ellas es esa especie de carnosidad que tienen. Cuando las empecé a usar me di cuenta de que, según cómo las cortara, podían incluso recordar a la carne de pollo, no por el sabor claro está, pero sí por su aspecto. Y así fue cómo, dándole vueltas, se me ocurrió hacerlas a la sartén, con aderezos que pudieran hacer que se asemejara lo máximo posible. El resultado me encantó y, como todas y todos tenemos nuestras debilidades, se me ocurrió meter todo eso entre dos trozos de pan con alguna cosilla más y así surgió este Bocadillo de Setas Supermega guay de la muerte. Un bocadillo que, plas!, te transportará  al paraíso directamente.

Es una receta ideal para llevar de viaje o para esos días en los que te apetece glotonear y comerte algo muy sabroso, muy contundente y muy masticable. La receta como siempre, muy sencilla, sin cosas complicadas de encontrar y muy rápida de hacer. En este vídeo tenéis su elaboración:

Y sabéis lo mejor? que aunque parezca un bocata para gente muy “comiona”, al estar hecho de setas, es infinitamente más ligero y saludable que cualquiera de sus versiones con carne que, casi siempre, van cargadas de grasas saturadas y acompañadas de digestiones difíciles. Así que, con esta versión podéis pegaros un buen atracón sin remordimientos. Ah! Una sugerencia, comed en compañía de gente de confianza por aquello de que igual queda mal relamerse de gusto al terminar el bocadillo. Disfrutadlo!! 😀

468

Si tenéis cualquier duda podéis dejarme un comentario.
Y también podéis seguirme en Facebook, Twitter, Instagram y suscribiros a mi canal de YouTube.