La cocina árabe tiene unas recetas absolutamente maravillosas, con ingredientes muy sencillos pero con unos sabores y aromas deliciosos. Una de las más populares es el Falafel, una especie de croqueta hecha a base de garbanzos remojados y triturados. Una receta espectacular pero, para algunas personas, imposible de comer. Me refiero a las personas que tienen un estómago delicado y no pueden comer legumbres y mucho menos crudas como es el caso. Mi madre es una de esas personas. Me daba pena de que no pudiera disfrutar como todo el mundo de un plato tan rico. Así que pensando, pensando, me saqué esta receta de la manga, un Falafel de Semillas y Pistachos que no tiene nada que envidiar al tradicional.

Tenía que encontrar unos ingredientes que le dieran una textura parecida al original, que tuvieran sabor y que al mismo tiempo fueran tan nutritivos como los garbanzos. Los frutos secos son, para mí, una parte fundamental de mi alimentación y tengo en casa casi de todo: pipas de calabaza, de girasol, nueces, avellanas, sésamo….un poco de todo. Así que fue a lo que recurrí y el resultado me encantó!
En el vídeo podéis ver la receta:


En realidad podrían comerse crudos, sin pasarlos por la sartén ni nada pero, visualmente quedan más bonitos y queda más redondeada la receta. Y por otro lado, al tostarse ligeramente las semillas, desprenden todo su aroma y sabor, acentuando los diferentes matices de las semillas y especias. Consiguiendo así, que nuestro paladar lo disfrute más. Un Falafel distinto, muy nutritivo y mucho más digestivo para estómagos delicados pero, también para quienes quieran probar cosas nuevas. A ver qué os parece!!!

Si tenéis cualquier duda podéis dejarme un comentario.
Y también podéis seguirme en Facebook, Twitter, Instagram y suscribiros a mi canal de YouTube.

468