A veces las pequeñas cosas pueden ser muy importantes, pequeños detalles que marcan la diferencia, transformando algo simple en algo mejor. Eso es muy común en la cocina. Una gran receta se puede ir al garete por una mala salsa o acompañamiento. De ahí la importancia de las pequeñas recetas que al final pueden serlo todo en un plato. La de hoy es una de esas recetas, es muy sencilla, no es un gran plato con grandes elaboraciones pero sí muy útil. Una Crema de Queso de Frutos Secos que enriquecerá vuestras ensaladas, tostas, verduras crudas o salteadas, o cualquier otra cosa que se os ocurra. A partir de ahora se lo pondréis a todo!

Cuando hablo con la gente, me doy cuenta de lo poco habitual que es consumir frutos secos. Se tiene la idea que son muy calóricos, sin tener en cuenta que sus grasas son muy saludables y que son tan saciantes que, con una pequeña cantidad ya es suficiente, por lo que, no sólo no engordan sino que ayudan a adelgazar. Otro de los motivos es que muchas veces se ven desplazados de nuestra dieta porque le damos más protagonismo a otro tipo de alimentos. Lo digo con conocimiento de causa porque, yo misma, no empecé a consumirlos tan asiduamente hasta que dejé de comer carne.
Aquí os dejo el vídeo:

Es una Crema deliciosa, con un riquísimo sabor y una textura muy cremosa. Una manera sencilla de incorporar frutos secos a nuestra dieta sin que nos cueste trabajo. Necesitáis más argumentos para probarla? Pues aquí van algunos. Los frutos secos son una importante fuente de nutrientes, de proteínas y minerales. También de una considerable cantidad de calcio, en el caso de las almendras y avellanas o de omega 3 en el de las nueces. Podría seguir pero, no me voy a extender más sobre esto ya que hay montón de información al respecto publicada en muchos sitios y por gente que sabe más que yo.
Espero que la disfrutéis! 😀
Si tenéis cualquier duda podéis dejarme un comentario.
Y también podéis seguirme en Facebook, Twitter, Instagram y suscribiros a mi canal de YouTube.