El objetivo principal de esta granja de mariquitas (Coccinella septempunctata) es acabar con el pulgón de nuestros huertos de forma ecológica y muy económica, ya que las mariquitas son enemigas naturales de los pulgones y una vez sueltas en el huerto se alojarán sin problema en las plantas infestadas con pulgón, dando buena cuenta de ellos, o en vuestra casa de mariquitas si ya la habéis construido.

 

granja de mariquitas

Pero antes de soltarlas en el huerto tenemos que crear nuestra granja de mariquitas en casa, para empezar necesitáis capturar a vuestras primeras mariquitas y para esto tenéis dos opciones:

  1. Pasear por el campo. ¿Fácil no? Dar un simple pateo por el campo o algún descampado de vuestra ciudad y fijaros bien en las plantas infestadas de pulgón, las podréis reconocer por tener unos puntitos negros, amarillos o verdes en el envés de las hojas.

FOTO 2

Casi seguro que cerca de estas plantas con pulgón encontrareis mariquitas o larvas de mariquitas, las cuales también nos valen para nuestra granja. Capturarlas no os dará ningún problema ya que son unos insectos muy dóciles, no os picarán ni nada por el estilo.

  1. Comprar las mariquitas. Si caminar no es lo vuestro siempre podéis recurrir a alguna casa comercial, en internet podéis encontrar varias. Yo personalmente os recomiendo salir a capturarlas, desde luego las cogeréis más cariño que si os vienen por correo en una caja…

 

Una vez tenéis vuestras mariquitas o sus larvas, tenéis que darlas un refugio apropiado para que se desarrollen correctamente, hagan sus puestas etc…

Cómo construir vuestra granja de mariquitas: 

Para construir vuestra granja de mariquitas no hay que comerse mucho la cabeza, sólo tenéis que seguir los siguientes pasos para montarla:

  1. La estructura principal. Con una simple caja de cartón o plástico os vale, siempre que tenga tapadera para poder cerrarla, acordaos que las mariquitas tienen alas y pueden escaparse… Agujerear la tapa para facilitar la oxigenación de vuestra granja de mariquitas y poner al fondo del recipiente una servilleta para facilitar la limpieza de la granja periódicamente.
  1. Estructuras secundarias: Para facilitar la puesta de los huevos y hacer la vida más cómoda dentro de vuestra granja de mariquitas, colocar en el interior trozos de huevera y bolas de papel arrugadas. Las mariquitas se sienten seguras en estas estructuras, se suelen meter debajo para pasar la noche o entre los pliegues del papel para realizar las puestas etc…

FOTO 3

Alimentación de la granja de mariquitas: 

Para alimentar a las huéspedes de nuestra granja de mariquitas lo suyo es darlas hojas infestadas de pulgón. Para esto también tenéis dos opciones:

  1. Localizar una zona con varias plantas infestadas e ir recolectándolas periódicamente en función de la voracidad de vuestras mariquitas. El inconveniente principal de esta opción es que al arrancar las hojas infestadas la planta deja de producir savia (alimento principal de los pulgones), por lo que los pulgones que están en estas hojas acabarán muriendo en 2 o 3 días por falta de alimento o porque vuestras mariquitas han dado buena cuenta de ellos…
  1. Si no encontráis una buena zona de plantas infestadas siempre podéis hacer un pequeño hidropónico, de esta forma los pulgones durarán más tiempo sobre las plantas al seguir extrayendo savia de las mismas (con el hidropónico la planta sigue produciendo savia y el pulgón continúa alimentándose).

FOTO 4

Si alguna semana no encontráis pulgones cerca, siempre podéis dar alimento a vuestra granja de mariquitas mojando un pequeño trozo de papel en agua con miel. Este néctar casero para la granja de mariquitas garantiza su alimentación por unos días, pero no podéis alimentarlas exclusivamente de eso, tenéis que procurar darlas pulgones frescos…

FOTO 5

Cuidados de la granja de mariquitas: 

Ya veréis cómo en pocas semanas vuestras mariquitas empezarán a poner huevos, para el cuidado de los mismos lo mejor es separarlos a parte, con meterlos en otro recipiente es suficiente. Intentar que la temperatura de los huevos se mantenga en unos 26ºC y la humedad no supere el 50% para evitar problemas de hongos.

FOTO 6

Con estas medidas seguro que los huevos eclosionan fácilmente, cuidado porque las larvas son aún más voraces que las mariquitas, así que tendréis que intensificar la búsqueda de pulgón para alimentarlas.

Me llamo Álvaro, soy ingeniero agrónomo y hoy me cuelo en el blog de Toni para comentaros cómo podéis crear vuestra propia granja de mariquitas casera, algo muy fácil y sencillo que os va a traer un montón de alegrías.

Un placer estar con vosotros y nos vemos en la próxima 😀

Álvaro ( www.agrohuerto.com )