Las mariquitas son esos pequeños insectos que se han hecho famosos porque son de llamativos colores y se alimentan de uno de los enemigos más numerosos del hortelano, los pulgones. Pero, ¿realmente conocemos su vida y  todas sus curiosidades? En esta entrada lo podréis comprobar.

_MG_2731

La vida de una mariquita comienza cuando emerge del huevo a los 3 o 5 días después de que su madre pusiera los huevos.

_MG_2673_MG_1812

Las larvas son muy pequeñas, de apenas unos milímetros pero ya son perfectas máquinas de devorar pulgones y otros insectos de cuerpo blando como las cochinillas. Aproximadamente al mes de haber nacido la larva, ya tiene el tamaño suficiente para poder transformarse en pupa.

_MG_1461_MG_1435

A los pocos días la crisálida comienza a oscurecer, entonces emerge la mariquita de color amarillento, que poco a poco comenzará a adquirir el color rojo característico. Cuanto más pulgones coma, más rojo será su caparazón. Esto es muy importante pues su supervivencia depende de ello ya que es una advertencia contra pájaros y depredadores. Además, la mariquita es capaz de soltar un líquido maloliente y que también sabe muy mal ya que es tóxico para pequeños depredadores.

_MG_1869_MG_2656

Viven hasta un año, alimentándose de pulgones que son capaces de encontrar gracias a que tienen la capacidad de oler con sus patas. Cuando llega el invierno se apelotonan bajo piedras, cortezas u otros sitios  e hibernan. En Primavera se aparean y ponen los huevos, llegando al final de su vida las mariquitas adultas.

Además puedes hacerle una casa a las mariquitas para que se queden en tu huerta durante más tiempo, te lo explicamos en este vídeo.

¿Que te ha parecido la vida de estos escarabajos? ¿Te has encontrado alguna ya en tu huerta? Déjanos un comentario.