La Araña Roja (Tetranichus urticae) es un ácaro que se alimenta de la savia de las plantas. Mide medio milímetro (0,5 mm) por lo que solo es visible al ojo humano cuando lo vemos en grandes cantidades. Pese a que se le llama araña roja tiene la capacidad de cambiar de color, en verano tiene un tono verdoso mientras que en invierno torna  a rojizo. La manera más fácil para saber si tenemos esta plaga es que viven en grupos, construyendo una especie de tela en el envés de las hojas de las plantas que les permite ocultarse de los depredadores y también les sirve para desplazarse fácilmente por toda la planta.

SONY DSC

Autor: Caye Alpha

Afecta a los siguientes cultivos: Berenjenacalabacín, judía, patatas, melón, pepino, pimiento, sandía, tomate, marihuana, cítricos, fresas, maíz y también a plantas ornamentales. Son ácaros polífagos así que pueden atacar a casi cualquier planta.

En cuanto a la reproducción, la puede hacer de 2 formas: Sexual y asexual. La primera consiste en el apareamiento de macho y hembra, cuyos huevos dan lugar a hembras, mientras que la asexual, las hembras paren machos directamente sin poner los huevos. Esto es un gran problema pues así se multiplican rápidamente si no intervenimos a tiempo.Cada hembra pone 5 huevos por día y pueden llegar a vivir 28 días.

 

La araña roja produce daños que se pueden ver a simple vista, consisten en una serie de puntos amarillos que están en el haz de la hoja ( la parte superior) y cuando es muy grave la hoja se seca. También puede producir enanismo en plantas que están en crecimiento.

_MG_7492

La araña roja suele estar presente durante todo el año en países cálidos pero sobretodo aparece de Primavera a Otoño. Las condiciones óptimas para su aparición son temperaturas entre 12-30ºC, siendo cuanto más calor más rápido se reproducen.

Esta es la tela que producen para desplazarse.

233 (572)

¿Cómo combatirlas?

– Las malas hierbas correhuela y malva suelen actuar de reservorio, por lo que es recomendable arrancarlas.

– En el mercado hay disponibles otros ácaros que las depredan. Algunos pueden ser Phytoseiulus persimilis y el Amblyseius sp.  También el Nesidiocoris tenuis que es una chinche.

– Remedio casero: 2 dientes de ajo, 2 guindillas, 1/2 cebolla, triturarlo todo y ponerlo en agua (1 litro) 2 días. Después se cuela y el resultado se diluye en 3 litros de agua. Aplicar en el envés.

– Eliminar y destruir las plantas afectadas.

– Evitar exceso de abono (nitrógeno).

– Azufre espolvoreado o azufre mojable, aceite de neem, aceite de parafina, jabón potásico.

– Humedad alta en las hojas, las previene porque prefieren los ambientes secos.

– Rotación de cultivos.

¿Probaste alguno de estos métodos? ¿Cuál te dio más resultados?