El pulgón negro de la madera, es una plaga que ataca principalmente a árboles como el almendro, melocotonero, ciruelo y a todos los de la familia. El problema es que se alimenta directamente del tronco del árbol, succionando la savia de la circulación principal del árbol, por lo que lo debilita más rápidamente.

14527415_1882091048681646_1843064221_n

Es un pulgón más grande de lo normal y de color negro, lo podemos encontrar en los troncos de los árboles por lo que es muy fácil de identificar. Provoca debilitamiento del árbol, caída de las hojas y si hay muchos pueden llegar a secar la rama. Además si hay en cantidad podemos observar en el suelo una mancha negra producida por la melaza que producen.

14527396_1882091665348251_1265020158_n

No debemos esperar a que se produzca esto, pues los pulgones se intentarán reproducir rápidamente para colonizar todo el árbol y más complicado será de combatir. Afortunadamente esta plaga se puede combatir fácilmente con productos ecológicos como es el Aceite de Neem o el aceite paranínfico, mediante pulverización, cuya acción en el pulgón no es otra que matarlo por asfixia. La dosis debe ser en ambos casos al 3,5% para que sea efectiva.

14580362_1882091475348270_1917975343_n

En la imagen anterior pueden observar como el pulgón queda después del tratamiento con aceite parafínico, inmóvil y completamente negro.

Déjanos un comentario si tienes alguna duda o te ha gustado la entrada.