Es increible lo que pueden dar de si unas sencillas legumbres, usadas en forma de guisos, en ensaladas, hamburguesas, patés…Para mí, el Falafel, una de las formas más deliciosas de comerlas. Un plato tradicional de oriente medio, muy nutritivo, muy sencillo y lleno de sabor. A partir de ahora ya no tenéis excusas para no hacerlo.

Una receta exótica pero increíblemente fácil de hacer, si es que casi no hay ni que cocinar. El falafel es uno de los platos que suelo preparar en días festivos, precisamente porque se hace muy rápido, simplemente hay que dejar remojar las legumbres toda la noche, mientras duermes, y al dia siguiente triturar con los demás ingredientes, freír y listo. Y junto con una ensalada tenemos un plato supercompleto, no hace falta más. Aquí os dejo el vídeo con la receta:


Nosotros solemos comerlos “al plato” como decimos en casa, con la salsa y nada más, pero suelen comerse en pan de pita con algún encurtido, hojas de lechuga, rodajas de tomate y la salsa que más nos guste. Están….ufff buenísimos! crujientes por fuera y blanditos por dentro. Una recomendacion, haced de más porque os van a parecer pocos 😁
Si tenéis cualquier duda podéis dejarme un comentario y también podéis seguirme en Facebook, Twitter, Instagram y suscribiros a mi canal de YouTube.