Si hay una receta típica del verano español, esa es la Gazpacho. Una sopa fría hecha a base de hortalizas, principalmente tomate, que no puede faltar en ninguna mesa durante los días de calor. Es algo así como una ensalada triturada que se toma bien fría y que es típica del sur de España, más concretamente de Andalucía. Como todas las recetas populares tienen mil versiones diferentes: “pues yo le pongo pimiento rojo”, “pues yo no le pongo cebolla”, “quita, quita, tiene que llevar pan, sinó no es lo mismo”, “pues mi madre lo hacía así y estaba buenísimo”….en fin ya sabéis de qué hablo. Así que, sin tratar de sentar cátedra ni nada parecido, hoy os comparto mi forma de hacerlo.

Además de ser una receta muy económica y muy sencilla de hacer, es muy saludable, una inyección brutal de vitaminas y nutrientes para nuestro organismo. Y la solución perfecta para esos días en los que el calor aprieta tanto que no te apetece ni cocinar ni comer. Aquí os dejo el vídeo con la receta:

Los tomates que uséis, cuanto más maduros estén mejor. También podéis ponerle pan si lo preferís, a mí no me gusta así pero cada cual es cada cual. Si no os da tiempo a enfriarlo en la nevera podéis usar agua helada, así estará listo al momento. Y si no os gusta notar la pulpa, sólo tenéis que pasarlo por un colador y así quedará un gazpacho más fino, yo no lo hago porque me da pena desperdiciar la fibra de las hortalizas que también es importante.  En fin, que lo bonito de estas recetas es que al final cada persona lo hace a su gusto personal y eso hace que no haya dos recetas iguales. Ya veis que manera más  saludable de refrescarse. Espero que os guste y la disfrutéis! 😀

468

Si tenéis cualquier duda dejadme un comentario.
También podéis seguirme en Facebook, Twitter, Instagram y suscribiros a mi canal de YouTube.