Hay ciertos platos gastronómicos que marcan un antes y un después en la historia, unas por su versatilidad, otras por ser muy sencillas y humildes pero asequibles para alimentar a la gente menos pudiente, o bien por su delicioso sabor… La receta de hoy si ha marcado un antes y un después en nuestra gastronomía, al menos para mí, es por lo práctica que resulta y por supuesto porque está muy buena!. Como ya habéis visto estoy hablando de la Empanada, un verdadero manjar.

La palabra empanada proviene del hecho de empanar, poner entre pan o cubrir con pan. Es una receta con un origen un tanto incierto, como siempre hay información muy variada al respecto. Lo cierto es que sea de origen árabe, griego o persa, es todo un  invento. Os comentaba más arriba que había marcado un antes y un después en nuestra gastronomía por lo práctica que es y esta cualidad es la que hizo que se convirtiera en el plato estrella del Camino de Santiago durante la edad media, ya que era una manera muy útil de llevar comida para el viaje de forma que no se les estropease y muy fácilmente transportable. Desde entonces ha sido una parte fundamental de nuestra cultura. Hacerla es muy sencillo, más de lo que podéis pensar. Aquí os dejo el vídeo con la receta de la masa de empanada:

Ya veis que carece de complicaciones y es de una sencillez absoluta! Así que si os daba miedo hacer una empanada comprobaréis que no hay motivo alguno. Hablo con conocimiento de causa porque a mí me dan mucho respeto las masas y no me atrevo mucho con ellas, pero me empeñé en quitarme el miedo, probar a hacerlas y fijaos, lo he conseguido! Con esto, lo que os quiero decir, es que si a mí me ha salido, le sale a cualquiera. Así que os animo a que la hagáis y la disfrutéis rellenandola de lo que más os guste!

468

Si tenéis cualquier duda dejadme un comentario.
También podéis seguirme en Facebook, Twitter, Instagram y suscribiros a mi canal de YouTube.