La cochinilla acanalada es una auténtica plaga que puede matar nuestras plantas en poco tiempo debido a su rápida reproducción y a que se alimenta chupando la savia . Recientemente he descubierto un nuevo método que puede ser viable aplicar a la mayoría de las plantas que tienen un largo periodo de vida, puesto que es en estas donde más daño hacen.

romero

El método que voy a explicar es muy sencillo, simplemente debemos hacer un aclareo a la planta, podarla a la mitad en la medida de lo posible. A continuación, debemos abonar la planta con estiércol curado o cualquier abono que aporte nitrógeno. El truco está en que la cochinilla al alimentarse de una savia con exceso de nitrógeno se muere.

Para asegurarnos de mantener a raya a   la cochinilla debemos aplicar un tratamiento de aceite parafínico o de aceite de neem para ahogar los ejemplares más jóvenes. Recordar que la dosis es la recomendada siempre por el fabricante.

También podemos aplicar extracto  o purin de cola de caballo pero más como preventivo.

Las plantas de la huerta afectadas normalmente por esta cochinilla suelen ser los cítricos, las plantas medicinales como romero, orégano o lavanda y sobretodo a muchas plantas de jardinería.

No te pierdas más métodos contra esta plaga, pincha aquí.

Sigan los pasos como los he explicado en la entrada y eliminarán o mantendrás a raya a esta cochinilla que es bastante fastidiosa de combatir en el cultivo ecológico.