La mosca de la fruta es una de las peores plagas de frutales de hueso y pepitas, cítricos, caquí, higuera, vid, guayabo pues pica la fruta cuando está verde y antes de madurar se cae al suelo o está llena de gusanos por dentro lo que la hace incomible.

ceratitis_capitata_-_adult

Es originaria de África pero se ha distribuido a nivel mundial por lo que se la considera cosmopolita. La mosca de la fruta pasa el invierno enterrada en el suelo como pupa o bien como larva si encuentra frutas de las que se pueda alimentar. A finales de Invierno, aparece la primera generación, afectando a cítricos tardíos. Las hembras pican el fruto y ponen huevos en su interior. Las larvas al nacer hacen galerías, se pudren y el fruto se cae al suelo. Este suele estar blandito, síntoma de que tiene larvas, que son de aspecto blanquecino y sin patas, en su interior.

Afecta a naranja, mandarina, melocotón, higo, albaricoques, nísperos, ciruela…casi ninguna fruta escapa  a su voracidad. Además las hembras al poner los huevos, provocan una posible entrada de hongos, acelerando el proceso de pudrición del fruto.

Controlarla de manera ecológica es muy complicado pero existen varios métodos que podemos llevar a cabo.

– Se debe siempre eliminar cualquier fruto que esté afectado, no solo de nuestra finca sino de los alrededores, como por ejemplo en plantas salvajes.

– Colocación de trampas con cebo alimenticio: Se deben colocar de 50 a 75 trampas por Hectárea en la cara sur del árbol.  Es prácticamente el único método efectivo.  Son conocidas como mosqueros.

Tenemos la trampa comercial pero también podemos hacernos la nuestra y poniendo como cebo alimenticio zumo de melocotón o naranja.

imagen0585 trampa_mosquero_ext

Déjanos un comentario si te ha gustado la entrada o conoces algún otro remedio.