Soy partidaria de comprar la mínima cantidad posible de productos procesados y hacer yo misma todo lo que pueda, la leche vegetal, galletas, bizcochos, patés….es la única manera de saber qué estas comiendo y de asegurarte de que esté hecho con productos de calidad. Esta nocilla o nutella vegana es otra de las cosas que prefiero no comprar, además es tan fácil de hacer…

nocilla-1

Esta crema sí que sabe a avellanas, y ya veis que no hace ninguna falta la leche y, por supuesto, tampoco el dichoso aceite de palma que, ahora mires donde mires está por todas partes. Otra de las razones por las que prefiero hacer yo misma ciertas elaboraciones es, a demás de porque sean más saludables, por el medio ambiente. Pienso que debemos ser conscientes de lo que consumimos y de cómo la fabricación de esos productos afecta a nuestro entorno, no fijándonos sólo en si está rico, me refiero en este caso al aceite de palma, que está acabando con el hábitat y la vida de miles de animales.

Volviendo a la receta, aguanta mucho mucho tiempo en la nevera, lo cierto es que a mí no se me ha estropeado nunca, aunque bueno, también es verdad que en nuestra casa se acaba enseguida. En el vídeo se ve muy brillante y un poco líquida, eso ocurre porque estaba recién hecha y por el calor de las cuchillas, pero cuando pasa un rato se queda más sólida y con más cuerpo. Esta sí es una nutella que pueden comer los más pequeños, disfrutando de su sabor y alimentándose al mismo tiempo.
Podéis dejarme vuestros comentarios y compartirlo con vuestros amigos y podéis seguirme también en Facebook, Twitter, Instagram y suscribiros a mi canal de YouTube.