La arveja o guisante es una planta herbácea y trepadora muy extendida por todo el mundo, muy apreciada por sus vainas en cuyo interior podemos encontrar sus valiosas semillas que desde ya hace 10 mil años se plantaban en las huertas en el Próximo Oriente.

Plagas

  • Mosca Blanca: La mosca blanca la podemos encontrar en la parte inferior de las hojas y es mejor empezar a combatirla desde que aparecen los primeros ejemplares pues con el paso de los años se han hecho resistentes a cualquier producto y es imposible combatirlas si hay ya una gran cantidad.
  • Sitona de las leguminosas: Es un pequeño gorgojo que se alimenta de las hojas provocando que al haber menos superficie para la fotosíntesis reduce el crecimiento de la planta. Se suelen ver las hojas con muescas por los bordes. Aquí te mostramos que hacer en caso de tenerlas en el cultivo.

  • Gorgojo del guisante: Pueden atacar a guisantes en la huerta o a los que ya tenemos almacenados. El mejor remedio es congelar las semillas durante 1 día ya que esto no afecta a la capacidad de germinación de la planta  y erradicaríamos los huevos del gorgojo que puedan estar presentes.

  • Araña Roja: La araña roja al alimentarse de la planta inyecta su aparato bucal provocando que esas células mueran y reduciendo la superficie de fotosíntesis de la planta, además tienen tendencia a vivir en familia pues son gregarias y fabrican una especie de tela por donde moverse más fácilmente. Conoce en este artículo que debes hacer.

468
  • Trips: Afean las vainas con sus picaduras y en las plantulas  hacen que la planta pueda llegar a morir. Es difícil de combatir por lo que se deben colocar placas cromáticas de color azul. Se hacen del mismo método que la mosca blanca y si quieres saber otras alternativas ecológicas para combatirlo consulta este enlace.

  • Minador: Puede provocar el marchitamiento o la caída prematura de las hojas y como consecuencia  un ralentizado en el crecimiento de la planta si es joven. Es difícil de tratar pero aquí te dejamos un artículo con algunos remedios.
  • Pulgón Verde: El pulgón verde causa todos los efectos anteriormente descritos pues además es una plaga que se reproduce con facilidad pues se clonan. Por suerte es fácil de combatir, aquí te mostramos como.
  • Polilla del guisante: Es una polilla de color oscuro que pone los huevos en la flor de los guisantes, sus orugas se alimentan del guisante en el interior de la vaina. Debemos aplicar el tratamiento cuando se empiecen a producir las vainas para evitar que la oruga se establezca en el interior, es difícil y no aseguramos el 100¨% pues su tratamiento no le afecta en el interior de la vaina. Aquí te mostramos que aplicar.

Enfermedades

  • Rabia del Guisante o Antracnosis: Hongo que ataca a los tallos y vainas, se presenta como una manchas redondas amarillas de bordes oscuros. Como todos los hongos aparece con la humedad y debemos evitar el encharcamiento. Puede causar la muerte de la planta. Aplicar tratamiento fungicida aunque no es tan efectivo y lo mejor es prevenir. Rotación de cultivos, eliminar malas hierbas y buen drenaje del suelo.

  • Roya: Cuando aparezcan los síntomas característicos debemos tratar para evitar que se propague, consulta aquí para saber más de la roya.
  • Oidio: Manchas blancas en el haz de las hojas, es fácil de detectar y debemos evitar mojar las hojas al regar. Como combatirlo.
  • Podredumbre del tallo: Manchas de color marrón a lo largo del tallo, provocando debilitamiento y pudiéndose partir la planta. debemos aplicar un tratamiento fungicida.

 

Si te ha gustado la entrada no olvides compartirla en tus redes sociales y deja un comentario si tienes alguna duda.