En la huerta podemos tener muchas plantas que se reproducen por semillas de manera sencilla pero muchas otras puede que cueste sacarles una semillas o tarden mucho más en crecer de lo normal como por ejemplo las fresas. En la publicación de hoy he recopilado algunas hortalizas, frutos y aromáticas que podemos reproducir fácilmente sin tener que usar semillas.

Piña

La piña es un fruto tropical que solemos comprar en verano, algunos comerciantes las despuntan para que no las puedas reproducir pero no todos lo hacen. debes fijarte que en la parte superior de sus hojas no lo tengan cortado. Debemos cortar la parte superior de la piña dejando un poco del fruto y a continuación ponerlo de remojo en agua. Como en todos los casos debemos tener cuidado de que el agua no se pudra  y una vez empiece a echar las primeras raíces  mudarla a otro recipiente  más grande.Cuando tenga raíces suficiente la trasplantamos a una maceta con tierra. El inconveniente de esta planta es que necesita al menos 2 años para empezar a producir piñas.

Albahaca

La albahaca es una planta culinaria muy apreciada por el sabor que aporta a algunas recetas, cuando llega el frio la mayoría de especies se suelen morir,  pero podemos llevarnos a casa unos esquejes para tener durante el invierno. Es bastante sencillo, simplemente coger unas ramitas no muy largas ni muy llenas de hojas y las ponemos en remojo. Al cabo de unos pocos días podrán ver que empiezan a salir las nuevas raíces. Plantamos en una maceta cuando las raíces sean un poco más grandes y ya tenemos nuestra albahaca en casa.

Fresas

Las fresas se pueden reproducir por semillas, pero la planta tardaría mucho en crecer, si somos pacientes merece la pena. El método más común es reproducirlas por estolón y  consiste en que la planta después de echar los frutos comienza a sacar unas ramitas largas sin hojas que portan una nueva planta, al principio solo cuelgan pero con el tiempo empiezan a salir las primeras raíces. Lo ideal sería esperar a que la planta pegue al suelo y después solo tendríamos que cortar la ramita larga y tendríamos una nueva planta de fresa.

Lechuga

Cualquier lechuga ya sea de la huerta o del mercado, cortamos a 2 dedos de la base con un cuchillo que sería la base de la lechuga, en un cuenco la depositamos con la mitad de agua. Colocarla en la ventana para que le de luz. En unos 15 días empezará a brotar y tendrá sus primeras raíces. La plantamos en una maceta y empezará a crecer. Esta lechuga nunca será tan grande como la primera pero si que podemos usar sus hojas para la ensalada.

 

Cebolla, Puerros, Cebolletas

Es igual que el método de la lechuga, cortamos la base de cebolla, puerro o cebolleta, que es lo que normalmente desechamos y lo ponemos en agua hasta que salgan las raíces y los primeros brotes, después pasar a una maceta.

Zanahoria, Remolacha

En este caso debemos dejar un poco más de la parte superior de la zanahoria o remolacha que en los casos anteriores y si ya vienen con hojas debemos quitarle la mayoría y dejarle las hojas más pequeñas para que la planta o futura planta no gaste todas sus energías en las hojas viejas. Cuando tengan raíces y brotes nuevos pues a la maceta. Recuerden que la tierra para zanahorias y remolachas debe estar bien drenada si no nos pueden salir deformes o no crecer lo suficiente.

Jengibre

Debemos cortar el rizoma en trozos pequeños (3 cm), el resto lo podemos usar y solo plantar 1 o 2 trozos. Lo ponemos en un recipiente con tierra y tapamos. Si quieres saber todos los pasos consulta esta entrada donde Toni lo explica perfectamente.

Tomate

En esta ocasión debemos tener un pequeño requisito y es una planta de tomate, seguro que muchos de ustedes conocen a los famosos “mamones, hijos, hijuelos” que producen los tomates en la axila de sus ramas, pues bien, podemos sacar plantas completamente nuevas con ellos. Simplemente esperamos a que crezcan un poco, los cortamos y los ponemos de remojo, en poco tiempo empezarán a echar raíces.

Col, Repollo

Cuando las cosechemos en la huerta, en vez de arrancar el tallo que por cierto – también viene bien dejarlo en el suelo pues al descomponerse airea el suelo – pues cortamos a 5 o 6 dedos de altura y hacemos una cruz con un cuchillo en la parte superior del tallo del repollo con una profundidad de 2 a 3 cm. Saldrán nuevas plantas pero no tan grandes como la madre.

Patata, Batata

En el caso de estos tubérculos es mucho más fácil pues simplemente con un trozo o una piel que tenga yema que quede en el suelo al cosecharlas van a rebrotar pero hagámoslo bien. Cortamos una patata vieja que tenga raíces en 2 trozos y la plantamos directamente en la maceta y tapamos bien. En el caso de la batata cortamos un trozo no muy grande que tenga piel y lo enterramos también. Cuando pase algún tiempo empezaremos a ver los primeros brotes.

Hay más plantas que podemos reproducir sin semilla pero las dejaremos para más adelante, si conoces alguna que debamos añadir déjanos un comentario.