Las plantas adventicias son las que crecen en la huerta y no las hemos plantado nosotros, son las conocidas como malas hierbas por el agricultor. Están adaptadas a las condiciones locales y crecen mucho más rápido que el resto de vegetales, siempre se suelen arrancar porque se piensa que son perjudiciales pero ¿realmente lo son? Vamos a descubrirlo.

Es cierto que algunas son invasivas y se reproducen rápidamente propagándose por toda la huerta con facilidad pero algunos nos aportan ciertas ventajas.

Ventajas

  • Algunas pueden ser leguminosas como la Bituminaria bituminosa conocida como trébol o tedera que aporta nitrógeno al suelo y además se asocia con micorrizas (hongos beneficiosos) que mejoran las condiciones del suelo.
  • En Invierno cuando no tengamos nada o casi nada plantado, nos ayudarán a evitar que el agua se lleve la tierra, evitando así la erosión.
  • Algunas incluso las podemos usar para combatir plagas o aportar nutrientes como la ortiga.
  • El Sonchus sp o Cerraja, es una planta que atrae a un pulgón que solo se alimenta de ella, adoptando la postura de planta reservorio de alimento para mariquitas, por lo que conviene no arrancarlas.
  • La  verdolaga y las flores de la capuchina son comestibles y las podemos añadir a nuestra dieta.
  • Incluso otras vendrá bien para nuestros animales como la caña.
  • Nos pueden indicar que está pasando en el suelo, algunas plantas salen cuando hay exceso de nitrógeno (ortiga), cierto nivel de ph  (lecheriega), o que salen en suelos arcillosos (raspasallas o lenguaza).
  • Si las arrancamos antes de que echen semillas las podemos usar como alimento para la vermicompostera, para abono en verde o para acolchado.
  • Manteniendo esta flora auxiliar sin arrancar nos permite que las plagas no solo se concentren en nuestras hortalizas teniendo mas plantas para su dieta, con lo cual reducimos las perdidas por ataque de plagas.

Inconvenientes

  • Si florecen y echan semillas va a resultar muy difícil mantener un control.
  • Algunas son reservorio de plagas que se pueden pasar al cultivo. Datura stramonium y el Tártago.
  • Las adventicias de la familia de Cyperaceae son muy difíciles de combatir, puesto que al arrancarlas se queda un bulbo bajo tierra que vuelve a salir. Son juncos.
  • Muchas también pueden ser molestas pues se adhieren a la ropa, brujilla, rabogato..
  • Si crecen mucho pueden tapar la luz a los cultivos.

Como pueden ver hay muchas ventajas que podemos poner a nuestro favor, la clave es intentar conocer que malas hierbas tenemos en el cultivo y como podemos usarlas en nuestro favor. Si conoces alguna otra ventaja o inconveniente que crees que podamos añadir no dudes en dejar un comentario.