Las plantas a lo largo de su vida pueden sufrir deficiencias de nutrientes y la manera que tienen de comunicárnoslo es mediante manchas y colores en sus hojas. En el artículo de hoy vamos a ver algunas de las más importantes y sus remedios ecológicos.

A la hora de tener en cuenta estas deficiencias es importante que no sea en una hoja solamente, sino como vemos en la foto superior, casi la planta completa presenta estos síntomas.

Hierro

La falta de hierro se suele presentar por manchas amarillas en las hojas y los nervios muy marcados de color verde.  Y para tratarlo podemos usar los siguientes métodos:

Calcio

La deficiencia de calcio se observa en las hojas cuando las nuevas al salir se ven con coloración normal pero deformadas o encorvadas y la punta de la hoja con forma de cuchara. En algunos frutos se puede observar que se quedan negros por abajo.

468

Magnesio

La falta de magnesio hace que las hojas más viejas de la planta comiencen a amarillear desde la punta hasta el centro de la hoja, permaneciendo los nervios de la hoja de color verde.

  • Podemos cortar las hojas viejas para que el poco Magnesio que haya se distribuya bien si está afectando a las hojas nuevas.
  • Purin de gallinacea
  • Compost de estiércol Vacuno
  • Te de compost de Vacuno o gallinaza

Potasio

La falta de potasio se representa con clorosis parecida a la del hierro pero en las hojas jóvenes. Hoja muerta en la punta y en los bordes de la hoja.

Nitrógeno

Las plantas no crecen lo que deberían sino que van como a un ritmo más lento del normal. Las hojas viejas se vuelven pálidas o amarillentas que pueden tornar en clorosis. También podemos encontrar zonas rosáceas.

Fósforo

Las hojas de planta se vuelven de color verde oscuro y acaban tornando a púrpura.

Estos son los nutrientes que más suelen faltar a las plantas, si tienes alguna duda, déjanos un comentario que te responderemos lo antes posible.