Las salsas son elaboraciones generalmente muy sencillas pero que constituyen el alma de un plato y lo dotan de personalidad. Una receta por muy buena que esté, si se acompaña con una salsa que no es la adecuada, puede echar a perder todo el trabajo. Esta Salsa Brava que comparto hoy, en particular, es la única e indiscutible protagonista de un bodegón (llamado curiosamente “El Bodegón”) situado en la localidad leonesa de Ponferrada. En este local sirven sólo y exclusivamente cuatro platos: mejillones, patatas fritas, rabas de calamar y cortezas, y todo ello regado con esta maravillosa salsa. Os puedo asegurar y no es broma, que siempre está hasta los topes y hay unas colas interminables para entrar en el local.

Como no podía ser de otra manera esta es otra versión, mi versión, de esta salsa. En realidad, una vez que tenemos la base cada cual la puede cambiar a su manera: se le puede poner laurel, vino blanco, sidra, guindilla, hierbas…yo le doy mi toque personal con unas algas que le dan el sabor marino a esta salsa sin necesidad de usar mejillones que, para quien quiera prescindir de ellos, está genial. Aquí os dejo el vídeo con la elaboración de esta sencilla pero no por ello menos sabrosa Salsa Brava:

Una salsa que no puede faltar en los días festivos en los que se come más bien en plan informal y de picoteo. Queda bien con todo lo que se os ocurra: patatas fritas, setas, tofu, seitán…el éxito está asegurado. Y ya veis que, con una recta tan sencilla, se pueden resaltar muchos platos y transformarlos en algo mejor. Espero que la disfrutéis!!!

468

Si tenéis cualquier duda dejadme un comentario.
También podéis seguirme en Facebook, Twitter, Instagram y suscribiros a mi canal de YouTube!!

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer