La Tuta absoluta es una polilla que a muchos agricultores nos trae un quebradero que cabeza puesto que empieza a hacer pequeñas galerías en las hojas de las plantas y poco a poco se extiende como la pólvora, destruyendo muchas matas e incluso afeando a los tomates. Por eso he recopilado diferentes métodos para combatirla, eso sí, de manera ecológica como hacemos siempre, en La Huertina de Toni.

tomates_-_vladimir_morozov

1. Uno de los métodos más efectivos y utilizados en la agricultura convencional se trata de la utilización de la bacteria Bacillus thuringiensis. La tuta es una polilla y como tal, es una oruga en sus primeros estadíos de vida. Para ello aplicamos el mismo tratamiento que en las demás orugas, aquí les dejo el enlace. Aquí.

2. Aceite de Neem: Es un producto que se obtiene de las hojas del árbol del neem, lo podemos pulverizar sobre la planta o el método más recomendado, por riego. En la siguiente entrada pueden ver las dosis. Aquí.

3. Mediante enemigos naturales: Los podemos atraer a la huerta haciendo setos de plantas o también los podemos comprar y hacer sueltas en nuestra huerta. Nesidiocoris tenuis es el más empleado. Es común encontrarlo en flores de la familia Convolvulacea y Euphorbiacea.

4. Mediante el trampeo con feromonas y trampas delta. La utilización de feromonas para atrapar a los machos es bastante efectiva puesto que así no se reproduce la especie y las hembras no ponen los huevos.

5. Té de Jengibre: Con este método casero y fácil de hacer también se las puede combatir.

Déjanos un comentario si te ha gustado la entrada o cuéntanos tu experiencia con esta plaga.