En los días calurosos o en esos días que tienes libre y no tienes que ir a trabajar o simplemente, en esos días que estás con una vagancia total irreversible, es más que habitual que a medida que se acerca la hora de ponerse a hacer la comida, un nubarrón se cierna sobre nuestras cabezas y que ni se nos ocurra ni nos apetezca nada que hacer para comer. Pero tenemos hambre y lo que suele ocurrir es que tendemos a comer todo lo comible que encontremos en la nevera, lo que en la mayor parte de las veces, aunque comible, no suele ser muy saludable. Yo en estos casos tengo varias opciones que me salvan la situación y que, por otro lado, nos encanta a todos en casa. Una de ellas son las Tostas con Setas. Buenísimas!!!

Solo con decir que vamos a comer tostas, ya está todo solucionado. Unos van tostando el pan y los otros, van preparando lo que le vayamos a poner por encima. Me gustan especialmente las Tostas de Setas porque su sabor es contundente y la textura carnosa de la seta me encanta a la hora de dar el bocado. Su elaboración es simple y rápida y por otro lado, son realmente riquísimas. Aquí os dejo un vídeo en el que os mostraré cómo me gusta prepararlas a mí.


Si encima las haces con un buen pan de estos de hogaza o hecho en casa, es una verdadera maravilla. Como veis, es muy muy sencilla, ideal para una merienda, para salvar alguna comida o para llevar a una excursión o a una comida campestre. Probadla y me contáis, echadle imaginación y acompañad la tosta con lo que más os guste y lo dicho, a poder ser con un buen pan.
Si tenéis cualquier duda podéis dejarme un comentario y también podéis seguirme en Facebook, Twitter, Instagram y suscribiros a mi canal de YouTube.