El mundo de la huerta es más complicado que el simple hecho de plantar una semilla, debemos tener en cuenta muchos factores que afectan a las plantas para que no se vean afectadas y mueran. Esto suele causar que la gente se desanime y deje de plantar, pero estamos para ayudarnos así que en este artículo les voy a comentar 15 errores que suelen tener al principio y así espero que los eviten.

1. Cultivar cosas que no te gusta comer

Suena un poco absurdo, ¿porque íbamos a plantar cosas que después no vamos a comer? Pues es un error bastante común en los principiantes. Lo mejor es pensar en las recetas que sueles hacer y plantar esas verduras que sabes que vas a consumir. Aunque lo mejor es empezar por cosas sencillas para acostumbrarse a cultivar.

2. Sembrar semillas cuando no se debe

Las plantas no se pueden sembrar cuando queramos sino que cada hortaliza tiene su tiempo de siembra, para ello podemos mirar en el paquete donde compramos las semillas, preguntando a quien nos la haya dado o mirando el calendario de siembra que te ofrecemos en la huertina para que aprendas cuando debes empezar  a hacer los los semilleros.

3. Sembrar semillas a la vez

Es muy común sembrar todo a la vez, por ejemplo, 20 lechugas, el resultado es que al final tendremos 20 lechugas que tenemos que empezar a regalar porque no nos las podemos comer todas. Lo ideal sería plantar unas la primera semana, otras la segunda, otras la tercera, así nos irá creciendo poco a poco y las podremos ir cogiendo cuando nos haga falta.

468

4. No usar mantillo

Muchos principiantes no terminan de entender el mantillo y para que sirve, aparte de que ya lo hemos explicado, les haré un resumen y es cualquier material que utilizaremos para cubrir la superficie donde hemos plantado con el fin de evitar que salgan malas hierbas, mantener la humedad, aportar materia orgánica con forme se va descomponiendo. Así que ya saben que sea una huerta, jardín o maceta, deben añadir un mantillo o acolchado. El más usado es la paja, es fácil de conseguir pues se vende como forraje para animales.

5. Tratar de eliminar todas las malas hierbas a mano

A veces las malas hierbas cubren todo y es debido a que no hemos sabido gestionarlas desde un primer momento. Lo ideal es usar acolchado, aunque también podemos usar mallas o plásticos para cubrir el cultivo y así evitar que salgan malas hierbas. Si ya está la hierba crecida y no hay nada plantado, pues lo más fácil es hacer solarización.

A rustic countryside vegetable garden also with flowers. Wooden Raised beds and chippings. nnPlants featured include: Runner Beans, Cosmos Flowers, Swiss Chard, Tomatoes, Courgettes, Raspberries, Poppies, Cabbages and Beetroot.

6. Ignorar la situación

La luz es muy importante a la hora de tener una huerta, por eso debemos observar durante el día a ver cuantas horas de luz tenemos para saber que plantar, ya que cada planta tiene sus requisitos mínimos de luz y si no se cumplen pues no las podríamos cultivar. Hay plantas que toleran más luz o menos luz.

7. No aprender sobre plagas o malezas

Deben informarse bien sobre las plagas o malezas que ven en la huerta y tratar de identificarlas para saber que tratamientos seguir o que remedios ecológicos aplicar. También podemos preguntar en grupos de facebook sobre la posible identificación.

8. No entender el suelo

Hay muchos tipos de suelos y con diferentes niveles de acidez ( ácido, neutral o alcalino). Dependiendo del suelo que tengas las plantas te crecerán mejor o peor. Suelo con cierta cantidad de nutrientes y con cierto nivel de drenaje. De manera más sencilla, un suelo de color oscuro es que tiene una elevada cantidad de materia orgánica en cambio si es mas claro o rojo, quiere decir que no tiene casi materia orgánica o es arcilloso, con lo cual lo ideal es aportar materia orgánica para que las plantas se den bien. Hay ciertos aparatos para medir la acidez del suelo como puede ser el peachímetro.

9. No aprovechar las plantas perennes

Hay ciertas plantas que solo necesitas plantar una vez y recoger el fruto año tras año sin mucho cuidados, como los espárragos o las cebollas galesas.

10. Trabajar demasiado duro

Es algo que a todos nos ha pasado, vamos a la huerta y trabajamos 6 o 7 horas de sopetón y dejamos de ir durante 1 o 2 semanas puesto que no tenemos tiempo. Al volver estará todo como si no hubiéramos hecho nada, no crecieron las plantas, hay muchas malas hierbas… Lo mejor es dedicar al menos 30 minutos diarios o cada dos días para evitar que esto nos pase y que al deprimirnos dejemos la huerta.

11. Acaparar demasiado

A veces en la huerta ocupamos más de lo que podríamos llevar, las malas hierbas crecen, las plagas afectan varios cultivos y frutales, surgen averías… no echamos las manos a la cabeza y  abandonamos. Lo mejor es intentar llevar pocos cultivos o turnarte con un amigo que te ayude a llevar la huerta.

12. Alejarse de la experimentación

Debemos tener alma aventurera y experimentar con variedades nuevas del cultivo que nos gusta, probar que opciones vienen mejor para entutorar o para darles tratamientos, romper con lo cotidiano y descubrir.

13. Nadie a quien acudir para pedir consejo

Si nadie de tu entorno le gusta cultivar, puedes acudir a grupos en facebook, crearte un blog para compartir tu experiencia y gente que lo vea te pueda comentar o simplemente pon comentarios en nuestra página de la huertina, siempre respondemos todas las dudas que nos dejan.

14. Gastar demasiado dinero

Al principio siempre hay que hacer una pequeña inversión pero lo ideal es aprovechar cosas para así no gastar tanto. Las macetas podemos usar cubos con sus correspondientes agujeros si tienes un huerto urbano, en cuanto a herramientas puedes comprar algunas que tengan la función de varias o las mínimas posibles y poco  a poco ir perfeccionando, las semillas las puedes pedir a algún vecino y más adelante hacer un intercambio…

15. Renunciar

En esta vida siempre van a haber desgracias tanto en la huerta como en lo personal, pero si miramos el lado positivo, estar distraído con las plantas nos da la opción de pensar, distraernos, hacer amigos… Renunciar a la huerta no es una buena opción, ya que nos da terapia aunque no lo veamos y tarde o temprano obtendremos buenos resultados, solo debemos tener paciencia.

¿Que os parece?¿Os ha venido bien el artículo? Déjame tu opinión en comentarios y si te sirve siempre puedes apoyar al canal con una donación o ayúdame a difundirlo , compartiéndolo en las redes sociales. Si quieres seguirme estas son algunas de las redes sociales que uso Facebook , Instagram , Pinterest o suscribirte a mi canal de Youtube

AQUÍ OS DEJO UN CARTEL POR SI QUERÉIS GUARDARLO EN PINTEREST

PREGUNTAS FRECUENTES

  • ¿dudas?
    aquí responderemos a las preguntas mas frecuentes.