El caracol gigante africano ( Acatina fulica) es una temible plaga que poco a poco se va expandiendo por todo el mundo. Es muy voraz y además su baba puede contagiar enfermedades a los humanos. En España aun estamos a salvo pero aun así hay personas que lo tienen en casa como mascota. Debemos estar preparados por si lo encontramos por la huerta.

caracol_gigante_junin

Este caracol tiene una concha característica de color vino tinto y franjas rojizas, no debe confundirse con otras especies locales pues con su tamaño y coloración es fácil diferenciarlos.

Hay varias pautas a seguir si nos lo encontramos:

1. Antes de capturarlo debemos mirar bien la zona en la que está y no tocar nada.

468

2. Debemos usar guantes para cogerlo.

3. No consumir hortalizas por donde ha estado este caracol pues su baba es peligrosa para el ser humano.

4. Podemos usar cal para desinfectar la zona por donde ha pasado este caracol. La cal mata a las bacterias y nemátodos de su baba.

5. Los caracoles se deben eliminar en agua y sal, quemándolos o congelándolos para evitar que se propaguen. (no en el congelador de los alimentos obviamente..).

6. Lavar bien las manos o la zona en la que ha rozado la baba.

7. No triturarlos.

8. También se puede usar alcohol en un recipiente para eliminarlos y al retirarlo se debe hacer un agujero de 40 cm , cubrirlo de cal y tapar. (no echar el alcohol al suelo).

El caracol gigante africano puede llegar a medir 30 cm y su dieta omnívora le permite comer cualquier planta que se encuentre en su camino, excrementos y animales muertos…

Como habíamos dicho, no se debe coger sin guantes, ni mucho menos comer  y su baba no sirve para los cosméticos. Transmite enfermedades estomacales y otros parásitos.

Si conoces alguna otra forma de combatirlo no dudes en dejar un comentario.