Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Caracol Gigante Africano: El terror del hortelano

El caracol gigante africano ( Acatina fulica) es una temible plaga que poco a poco se va expandiendo por todo el mundo. Es muy voraz y además su baba puede contagiar enfermedades a los humanos. En España aun estamos a salvo pero aun así hay personas que lo tienen en casa como mascota. Debemos estar preparados por si lo encontramos por la huerta.

caracol_gigante_junin

Este caracol tiene una concha característica de color vino tinto y franjas rojizas, no debe confundirse con otras especies locales pues con su tamaño y coloración es fácil diferenciarlos.

Hay varias pautas a seguir si nos lo encontramos:

1. Antes de capturarlo debemos mirar bien la zona en la que está y no tocar nada.

2. Debemos usar guantes para cogerlo.

3. No consumir hortalizas por donde ha estado este caracol pues su baba es peligrosa para el ser humano.

4. Podemos usar cal para desinfectar la zona por donde ha pasado este caracol. La cal mata a las bacterias y nemátodos de su baba.

5. Los caracoles se deben eliminar en agua y sal, quemándolos o congelándolos para evitar que se propaguen. (no en el congelador de los alimentos obviamente..).

6. Lavar bien las manos o la zona en la que ha rozado la baba.

7. No triturarlos.

8. También se puede usar alcohol en un recipiente para eliminarlos y al retirarlo se debe hacer un agujero de 40 cm , cubrirlo de cal y tapar. (no echar el alcohol al suelo).

El caracol gigante africano puede llegar a medir 30 cm y su dieta omnívora le permite comer cualquier planta que se encuentre en su camino, excrementos y animales muertos…

Como habíamos dicho, no se debe coger sin guantes, ni mucho menos comer  y su baba no sirve para los cosméticos. Transmite enfermedades estomacales y otros parásitos.

Si conoces alguna otra forma de combatirlo no dudes en dejar un comentario.

¡Comparte!
Entrada anterior

Como Injertar Un Frutal

Como Podar Las Frambuesas

Entrada siguiente

Si te ha gustado o ayudado la entrada, por favor valórala

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

20 comentarios en “Caracol Gigante Africano: El terror del hortelano”

  1. El caracol gigante africano no es una amenaza

    Transmite solo parasitos si se alimenta de carroña animal y de heces de ratones y ratas.

    No tolera las bajas temperaturas por lo que en España jamas hara plaga.

    En africa se consumen y se cultivan en helicicultura en granjas,hay muchas recetas para cocinarlos,se secan y se ahuman,se sirven en restaurantes al igual que el caracol manzana salvaje acuatico originario de sur y centroamerica.

    Existen varias especies de achatina,el achatina achatina es el mas grande,el mas comun de ver es el achatina fulica.

    Su baba no es PELIGROSA PARA EL SER HUMANO,SON INVENCIONES ABSURDAS,si el caracol esta en buenas condiciones higienicas de cria ES INOCUO

    La plaga mas grande del planeta en primer lugar y la mas dañina es EL HOMBRE.

    Todos los caracoles son propensos a parasitos al igual que los seres humanos,la especie española helix aspersa muller se lleva consumiendo desde la epoca romana y ha sido recolectado desde siempre y consumido con nematodos incluidos y parasitos,la coccion los elimina.

    Este articulo es desinformativo es mera propaganda que utilizan los paises porque no quieren especies animales invasivas,pero el hombre tambien migra ,no entiendo porque tanto escandalo con estos caracoles por la red,en España hay muchos musulmanes que no debieran estar ahi y muchos cometen atentados que acaban con la vida de cientos de personas de una sola vez.

    Yo cultivo tres especies de achatina en mi granja de caracoles,los consumo y nunca he tenido problema alguno de parasitos o enfermedades,es todo un cuento.

    Responder
  2. Hola mi estimado. Le recuerdo que casi todos los caracoles y babosas son propensos a contagiarse con nemátodos y cuanto bicho de uña existe. Eso no significa que necesariamente estén infectados. En particular, para que este animalito se infecte de mortales patógenos, debe adquirir los tales, de fuentes previamente infectadas, como excremento de ratas infectadas, etc… Son perfectamente comestibles pues han sido en Africa aporte de proteína por milenios y los africanos pues obviamente no están extintos. Creo que un uso racional del animal tomando las medidas sanitarias pertinentes, va a ser mas rentable que tratar de acabar con el, lo cual resultaría en costos extremos y casi con seguridad, inútiles. Reciba de mi parte un abrazo fraterno. Por cierto que frecuento y estoy como seguidor en su canal de Youtube. Reitero mi abrazo desde este lado del mar.

    Responder
    • Hola Aday Bicho. Reciba un cordial saludo desde este rincón del mundo. Usualmente el agricultor determina la posibilidad de la presencia del nemátodo (y tome en consideración que solo hablo de la posibilidad) consultando a la institución sanitaria respectiva sobre si tales patógenos están presentes en la zona. Si mi memoria no me falla, en 15 años, en Brasil han ocurrido cuatro casos de contagio con estos famosos nemátodos tan temidos. Achatina fulica tiene en algunas zonas una real invasión de las mismas. Ninguno de los cuatro casos están asociados a caracol de Nigeria. Recuerdo un informe del 2014 o 2015 en Venezuela, donde después de casi 18 años de invasión, solo se ha detectado un caso de la famosa afección por nemátodos al cerebro y fue por causa de excremento de rata o un cadáver de rata, ya no lo recuerdo bien, pero si recuerdo claramente que no se vinculaba a caracol africano. Este animalito puede ser tan útil, que en algunas zonas de Africa, la captura de especímenes silvestres está prohibida y es fuertemente penada porque las especies locales se encuentran en peligro de extinción por sobre-explotación. Clamidofilosis, salmonelosis, tuberculosis aviar, campilobacteriosis, fiebre de Coxiella burnetii, enfermedad de Lyme, Pasteurella, Klebsiella, Yersinia, Pseudomonas, Escherichia coli y pare usted de contar para las aves de consumo y compañía son las enfermedades o causantes que casi a diario un cuarto de la población del planeta están a punto de adquirir pues tienen palomas en sus ciudades, aves de corral y aves de compañía pero usted no lee consejos tales como «mate sus palomas y sepúltelas». Quisiera gentilmente aclarar que mi comentario previo no tiene la intención de descalificar la entrada de este blog. Es solamente una visión de lo que el temor puede hacer si el conocimiento no llega primero a nosotros. La bilharzia es quizá una de las pocas amenazas en verdad preocupantes que pueden verse favorecidas por la introducción de este caracol en el medio, pero ya hay tantos caracoles y babosas regionales portadores de la afección que «una raya mas pal tigre» no debería ser motivo de alarma. En España, según he leído, el consumo de caracoles es muy difundido. Lo que pocas personas manejan es la información sobre el peligro potencial de las variedades presentes en los menús pues resultan ser armas letales que amenazan la vida humana por las enfermedades que pudiesen transmitir. Pero nadie lee en ningún periódico regional de los cientos o miles de muertos ocurridos por la ingesta de dichos gasterópodos pues hasta el ama de casa mas humilde y sencilla sabe como lavarlos y cocinarlos. En casi toda América Latina, con los caracoles marinos, que aun mas rellenos de parásitos no pueden estar, ni siquiera se toman la molestia de hacer el proceso de purga del caracol. Sencillamente se hierve y se desechan las entrañas. Eso es todo y ya están listos para preparar o guardar. En la pampa de Argentina, aun es frecuente el consumo de Dasypodidae pero nadie ha leído que alguien haya adquirido lepra por consumirlo. Yo sugiero a las personas, sobre todo al campesinado afectado por esta plaga, consulte si las afecciones han sido reportadas en su zona de forma epidémica o casual. Si la respuesta es negativa, que casi en todos lados lo es, proceda de la siguiente forma: prepare una gran hoguera con una mega paila y agua hirviente, colecte la mayor cantidad posible de Achatina fulica usando guantes de ama de casa (los de látex que no son desechables), póngalos a hervir, y luego que se colocan y hasta que el agua comienza a hervir, contar a partir de allí, 15 minutos para consumo animal y 40 minutos hirviendo si se destinará a consumo humano. Prepare agua con cloro como si estuviese tratando la ropa de un individuo afectado por sarna y lávese manos y brazos con dicha agua y jabón, sumerja posteriormente los guantes en dicha agua y deje secar al sol para poder reutilizar. Pasado este punto, todo riesgo de infección a desaparecido. Una vez hervido, retire el animal de su cascarón usando un gancho de metal de los usados para guardar las camisas o cualquier otro gancho metálico o cuchillo de punta. Si es para consumo animal, ya esta listo. Si es para consumo humano, deseche el tripero y destínelo a uso animal. Abra con un cuchillo afilado al animal a todo lo largo empezando desde la boca y lave con agua potable para eliminar la suciedad del tracto digestivo. Ya está listo para el consumo humano. Córtelo en trozos o tajadas y condimente con sal y especias hasta el momento de su consumo. Si usted es de gusto delicado, siga las normas de la tradicional purga de caracoles de la que todo el mundo conoce la metodología para realizarla y luego siga el anterior procedimiento. Voltee los cascarones para retirar toda agua remanente y lance todos al brasero restante. Una vez que todo haya enfriado, los cascarones serán frágiles como el talco a tal grado que pueden pulverizarse con los dedos pero mejor píselos para evitar cualquier riesgo de cortarse. Almacene todo eso para abonar la tierra de sus cultivos pues las cenizas le ayudarán a combatir caracoles y babosas en la siembra mientras aportan nutrientes al sustrato. Este tratamiento aportará dinero y carne barata sin mucho esfuerzo a su granja pues una vez instalado, es casi imposible erradicar a Achatina fulica. No desperdicie dinero para eliminarlo. Es plata y fuerzas perdidas. Esperando que mi comentario sea constructivo, me despido de usted Aday Bicho enviándole un abrazo fraterno.

      Responder
      • Se ve que usted sabe lo que hace pero yo no puedo recomendar algo como esto pues si la gente no lo hace bien y pasa algo buscarán un responsable y seré yo, con la salud no se juega. un saludo

        Responder
        • Comprendo su posición mi estimado Aday Bicho. Es mas frecuente en el campo, que los turistas sean propensos a contraer brucellosis, por encima de los campesinos que día a día trabajan con ganado vacuno, porcino, caprino, etc. pues el campesino tiene ya experiencia en el manejo de los animales y a los turistas les encanta manipular a los tales sin tener siquiera idea del riesgo al que se someten. Agradezco su gentileza al dejar mi comentario pues su lectura puede estimular a las personas a informarse mejor y enterarse que en la mayoría de los casos, estas invasiones se deben a negocios de producción de carne abandonados por sus promotores y en menor incidencia, a negocios para producción cosmética que siguieron la misma suerte. Soy de la opinión que un conocimiento amplio del entorno puede ayudarnos a mantenernos sanos y en algunos casos, aprovechar el mismo para nuestro bienestar. Reiterando mi abrazo fraterno, le dejo un cordial saludo.

          Responder
  3. Hola Toni Aquí en Venezuela específicamente en la región de Barlovento, Estado Miranda (zona costera), hay una invasión de este caracol. El método utilizado por los pobladores es sal y agua, pero hay distintas especies de gavilanes y zamuros como depredadores naturales. Pero esto no basta, cada día nos invaden más . Destruyen todo, excepto las plantas de lechoza

    Responder
  4. tengo un trozo de tierra, no muy grande , aun no está preparada, con lo que no tengo nada sembrado, el caso es que veo que tengo muchisimos caracoles grandes, yo diria que son una plaga…porque ? y como erradicar esto? gracias.

    Responder

Deja un comentario