Es posible comer un chorizo que sea saludable, que no engorde y que siga estando buenísimo? Pues sí, claro que es posible y hoy os lo voy a demostrar con esta, mi última receta, Choriganos o Chorizos Veganos. Ya sé que habrá quien se esté llevando las manos a la cabeza ahora mismo porque «menuda ocurrencia» o porque «eso no es chorizo» o cualquier cosa, pero es que el sabor es tan, pero tan similar al original, que no se puede llamar de otra forma. Os confieso que me ha llevado mi tiempo dar con esta receta, probando diferentes formas, ingredientes y demás pero estoy más que orgullosa del resultado y supercontenta de compartirlo por fin con todo el mundo.

El Chorigano, realmente es una alternativa para muchas personas y la única opción de poder disfrutar de un sabor tan arraigado a nuestra cultura como es el del chorizo. Yo no lo tomo por cuestiones éticas pero, cuántas personas hay que quisieran comerlo y no pueden por cuestiones de salud como sobrepeso, colesterol, etc? Pues a partir de hoy problema resuelto. Un chorizo vegetal, sano, ligero y con todo el sabor. Su ingrediente principal: la calabaza, y si es de nuestro propio huerto, mejor que mejor. En este vídeo veréis que sencillo es de hacer:

Creo que en el vídeo se ve muy bien el corte, es increíble! Tiene una textura y un sabor prácticamente similares ( por no decir iguales) al tradicional pero sin las indeseables grasas saturadas, La única grasa que necesita es la del aceite de oliva virgen extra y ya veis que muy poca. Una vez hechos se conservan perfectamente durante muchísimo tiempo en la nevera, guardados en una fiambrera. Están riquísimos para tomar como tapa, en bocadillo…. así tal cual, están de fábula, pero es que, incluso, se pueden pasar por la sartén.

468

Si tenéis cualquier duda dejadme un comentario.
También podéis seguirme en Facebook, Twitter, Instagram y suscribiros a mi canal de YouTube.