Uno de los grandes problemas en nuestro planeta son las botellas PET de agua y es que por mas que las empresas se empeñen en usar menos plástico o intenten usar materiales plásticos reciclados, siguen siendo un gran problema, pues no dejan de ser plástico el cual muchas veces termina tirado en cualquier sitio, monte, playas, etc , donde nunca serán reciclados, con el consiguiente problema de lo que tardan en degradarse.

3028012-poster-p-ooho1-1

Por esto mismo, en los últimos años, están empezando a surgir nuevas propuestas o alternativas que buscar acabar con esta lacra, desde envases de origen vegetal o propuestas para incentivar a las personas a reciclar las botellas , hasta la nueva iniciativa que os traemos hoy, una propuesta más revolucionaria que todas las anteriores, ha surgido de la mente de tres estudiantes de diseño de Londres. Se trata de Ooho, un envase biodegradable y comestible que incluso lo podemos crear en nuestros hogares.

El resultado es un envase sencillo, resistente, higiénico y biodegradable, que propone reemplazar a las clásicas botellas de plástico. Otra característica es su bajo coste, fabricar cada una de estas “botellas” son apenas dos céntimos incluso si somos un poco valientes, podremos hacer nuestros propios envases en casa.

Aunque Ooho no se caracterice por tener un sabor delicioso, se puede ingerir sin ningún problema de salud, ya que este recipiente esta hecho con algas y cloruro de calcio, con un proceso de esferificación , una técnica de cocina muy utilizada por el gran chef español Ferran Adrià , incluso el cocinero lanzo al mercado un kit para que los aficionados a la cocina, pudieran atreverse a cocinar con esta  técnica. Este método consiste básicamente en la gelificaciónde un líquido que al sumergirse en un baño de Calcic (sal de calcio) y se le añade Algin (ácido carbohidrato obtenido de las algas marinas). El resultado de este baño se obtienen esferas con diferentes tamaños fácilmente manipulables y flexibles.

468

Para beber, basta con pinchar la membrana gelatinosa de algas, que al ser natural y biodegradable se puede ingerir, si por el contrario , no deseamos ingerir la membrana , y queremos desecharla no habría ningún problema ya que no contamina el medio ambiente y es totalmente biodegradable. Según cuentan los diseñadores esto es especialmente interesante para deportistas ya que muchas veces necesitan ingerir líquidos en las competiciones y podrían desechar la membrana , siendo esta incluso mas ligera que una botella , aunque también lo veo especialmente útil para cuando vamos a la montaña e incluso para cuando vamos a la playa, que es en zonas donde habitualmente podemos encontrar residuos de botellas abandonados.

El diseño nos recuerda a una gota de agua vista por el microscopio aunque los propios estudiantes cuentan que se inspiraron en las yemas de huevo. Esta botella fue premiada en el Lexus Design Award 2014 y proclamada uno de los cincos objetos que “podrían cambiar el mundo”, por el Foro Global de Diseño.

Déjanos un comentario si te ha gustado la idea y el post.

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer