No hay canal de cocina que se precie que no tenga una receta de Albóndigas, y el mio no iba a ser una excepción. Así que esta semana, os enseño a preparar unas albóndigas pero un poco especiales porque…Oh sorpresa! no son de carne. Hacer las albóndigas tradicionales está chupado, cualquiera puede hacerlas pero, Albóndigas sin carne? es posible? pues sí, es posible y además quedan buenísimas. Por lo que, si eres de esas personas que quieren eliminar la carne de su dieta total o parcialmente, esta receta te va a interesar y si no, también, porque seguro que es más económica que la tradicional.

Preparar estas albóndigas no lleva mucho tiempo, no os vayáis a pensar, el tiempo de hidratado de la soja y el de freírlas y poco más. Ni tampoco muchos ingredientes que, como siempre son muy sencillos y asequibles. La receta en realidad es de mi madre, yo simplemente he cambiado un elemento por otro, pero la inspiración ha sido de sus albóndigas que le quedaban maravillosas. A continuación, os dejo el vídeo con la receta de estas albóndigas que podéis disfrutar comiendo con salsa y unas patatas fritas, o en un bocata, o con pasta…o con lo que se os ocurra.

El resultado es increíble! nos quedan unas Albóndigas jugosas y muy sabrosas. Y lo bueno es que se pueden hacer en gran cantidad y guardar en el congelador. Después cuando las vayamos a usar, las descongelamos tranquilamente, las rebozamos y las freímos. Estoy descubriendo las ventajas de cocinar en grandes cantidades cada vez que lo hago porque es una forma de aprovechar el tiempo y así tener siempre comida lista para una emergencia o para un día que no nos apetezca cocinar. Que aproveche!

468

Si tenéis cualquier duda dejadme un comentario.
También podéis seguirme en Facebook, Twitter, Instagram y suscribiros a mi canal de YouTube.