Las almendras son unos frutos secos muy ricos en nutrientes, y además son fuente de vitamina E, magnesio, proteínas y potasio. Y por si eso fuera poco, ¡están riquísimas!

Por ello, creo que es un árbol imprescindible para plantar en tu huerto o jardín. Si te preocupa poder cultivarlo con éxito, porque vives en un clima frío, muy atento a este artículo porque te descubriré dos variedades muy interesantes.

El almendro es un árbol rústico, que es capaz de soportar tanto temperaturas extremas en invierno como períodos de sequía en verano. Inicialmente ha sido siempre un frutal de zonas cálidas, con escasas necesidades de frío (200h-400h), sin embargo, gracias a la ciencia, hoy en día se desarrollan nuevas variedades que se pueden cultivar en climas fríos y húmedos como el de Asturias.

Presta atención a este vídeo, en el que te presento las variedades SOLETA y MAKAKO, que son las que yo he plantado en Laderas del Naranco. 🙂

468

Al igual que sucede en otro frutales, la floración es clave para conseguir una buena cosecha, y debemos prestar atención a tres factores que serán determinantes en esta etapa: la polinización, las lluvias y las heladas. En el caso de las zonas con riesgo de heladas primaverales, o heladas fuertes al final del invierno, es recomendable elegir variedades de floración tardía o extra-tardía, siendo mejor cultivar los árboles en en laderas soleadas, para reducir el tiempo de exposición a las bajas temperaturas.

Como comento en el vídeo, las necesidades de alimentación del almendro no son muy exigentes, pero se deben realizar los aportes de nutrientes adecuados dependiendo de la época del ciclo del cultivo. En este cultivo no utilizaremos un abono NPK universal, y aplicaremos un abono nitrogenado a comienzos de la primavera y durante el otoño, pensando en la floración del siguiente año. Aunque la mayoría de las plantaciones de almendro se desarrollan en secano, sin embargo es un árbol que responde muy bien al riego, llegando a doblar su producción con facilidad.

La poda de formación inicial del almendro se suele realizar en vaso, pero también existen plantaciones en espaldera. Con los años, no requiere una poda muy específica, sino más bien una poda de renovación en la que ir eliminando ramas muertas, chupones, y garantizando la aireación y la entrada de luz natural al interior de la copa. Pero, sobre este tema os contaré con más detalle cuando los árboles que he plantado en el vídeo se desarrollen y se conviertan en almendros adultos.

¿Qué te parece el artículo? ¿Te ha venido bien el vídeo? Déjame tu opinión en comentarios y si tienes curiosidad por conocer mis experiencias y experimentos en el huerto, te invito a visitar mis redes sociales y seguirme en: YouTube, Instagram, o Facebook.

AQUÍ OS DEJO UN CARTEL POR SI QUERÉIS GUARDARLO EN PINTEREST

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer