En la huerta orgánica los abonos naturales se convierten en algo fundamental para mejorar la estructura del suelo y poder conseguir una buena cosecha, abonos a base de compost, de humus o como en el caso de hoy, con abono verde, son fundamentales, si queremos aportar nutrientes a nuestro suelo para mejorarlo día a día de una manera orgánica y natural.

Después de las cosechas de invierno, o una vez, hemos retirado los cultivos de verano, podemos empezar a sembrar abono verde, en bancales o partes del huerto que vamos a dejar paradas por la época en la que nos encontramos, de esta manera sembrando abono verde conseguimos tener el bancal sembrado y aportando nutrientes al suelo.

El abono verde, no es un método muy conocido, aun así es una forma sencilla para no dejar en barbecho un terreno y poder abonarlo durante ese tiempo. Las plantas mas utilizadas son las leguminosas, que se encargan de acumular nitrógeno en sus raíces y en el suelo justo antes de la época de floración. Así pues, para que el abono sea eficaz, hay que proceder a segar e incorporar al suelo la planta en el preciso momento que esto ocurra.

1- Nitrógeno. Las plantas que fijan nitrógeno del aire lo almacenan en sus raíces durante la época de crecimiento de la planta, generalmente en unas protuberancias que se llaman nódulos. Ese nitrógeno acumulado lo usará la planta durante su periodo más voraz: la fructificación. Así que si quieres que ese nitrógeno enriquezca tu tierra, la raíz no la debes tocar. Cuando cortes la planta, la raíz al morir liberará el nitrógeno almacenado a la tierra circundante. Si sacas la raíz, ese nitrógeno no se liberará por completo.

468

2. Materia orgánica. Al cortar la planta, la raíz también muere. Y como es materia orgánica, sirve de abono a tu tierra. No sólo por el nitrógeno, sino por el resto de nutrientes y minerales que la componen. Los microorganismos, cochinillas y lombrices se encargarán de descomponer bien las raíces.

Abono Verde

3. Aireación. Las raíces de las plantas, mientras van creciendo y ahondando en la tierra, crean canales. Cuando la raíz muere, esos canales favorecen la aireación de la tierra. Esa aireación es muy beneficiosa no sólo para los microorganismos, sino para el resto de plantas: Las raíces también necesitan aire para respirar. Cualquier cosa que hagas para evitar la compactación del suelo hará que mejore su fertilidad.

4. Vida microbiana. Si arrancas la raíz estás modificando el hábitat de los millones y millones de microorganismos y pequeños animales que viven ahí, y que son los que le dan fertilidad a tu tierra.

En este vídeo, hemos sembrado, guisantes y habas que nos sobraron de otras siembras, podremos ver paso a paso, como sembrar el abono verde, en otro vídeo veremos como podemos segar este abono verde llegado el momento.

¿Que os parece?¿Os ha venido bien el artículo? Déjame tu opinión en comentarios y si te sirve siempre puedes apoyar al canal con una donación o ayúdame a difundirlo , compartiéndolo en las redes sociales. Si quieres seguirme estas son algunas de las redes sociales que uso Facebook , InstagramPinterest o suscribirte a mi canal de Youtube

AQUÍ OS DEJO UN CARTEL POR SI QUERÉIS GUARDARLO EN PINTEREST 

PREGUNTAS FRECUENTES

  • ¿Dudas?
    Aquí iré poniendo las preguntas mas frecuentes que tengáis.