Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

8 nutrientes imprescindibles para cuidar tus plantas de arándano.

No hay duda de que los arándanos son y serán siempre una fruta de moda. De entre sus muchas propiedades destacan su alto contenido en antioxidantes y sus propiedades antiinflamatorias, que benefician a la salud del corazón y lo protegen. Pero, si te has decidido a plantar arándanos debes tener en cuenta el tipo de suelo donde los vas a cultivar, ya que no todos son aptos para el buen desarrollo de las plantas.
En este artículo te explicaré con detalle dónde plantar tus arándanos, y cómo cuidarlos para que tengas una cosecha de calidad.

Existen tres grandes grupos de variedades de arándanos en función de las horas de frío que necesita la planta para un correcto desarrollo y fructificación. Las horas de frío son un factor determinante para decidir qué tipo de variedades se deben plantar en una zona determinada:

  • más de 800h – grupo de arándanos Highbush del Norte.
  • entre 400 y 600h – grupo de arándanos Rabbiteye.
  • menos de 400h – grupo de arándanos Highbush del Sur.

El suelos, deben tener preferiblemente textura ligera, con abundante materia orgánica, y un buen drenaje. En estas condiciones, se garantiza el poder retener la humedad sin encharcar las raíces de las plantas. Además se debe tener en cuenta que el arándano necesita un suelo ácido, con un pH inferior a 5,5, siendo el mejor intervalo entre 4,5 y 5,5.
Si no has realizado un análisis del suelo previo a la plantación de los arándanos, puedes probar este experimento para comprobar el ph de tu suelo plantando una hortensia.

Un factor clave para el buen desarrollo, tanto de la planta como de los frutos, es abonar correctamente el cultivo, y para facilitarte esta labor, en el siguiente vídeo te explico cuales son los nutrientes principales que necesitan tus arándanos, y cómo aplicarlos de manera fácil y rápida.

Como comentaba en el vídeo anterior, durante los dos primeros años no es recomendable cosechar frutos, ya que durante la época de floración el arándano detiene el desarrollo radicular. Por ellos es importante podar bien los dos primeros años para que la planta se desarrolle con vigor, y obtener una buena producción en el futuro.

A partir del tercer año, ya podemos empezar a cosechar los primeros frutos, y pasados 7 años desde la plantación la planta fructificará al 100% de su capacidad, llegando en algunas variedades a los 8 ó 10 kg por planta.
Desde el tercer año, serán muy importantes las podas de renovación para equilibrar el desarrollo de los arándanos y asegurar las cosechas, en el siguiente vídeo te explico como debes de podar tus arándanos correctamente para disfrutar cada año de una buena cantidad de fruta.

Si aplicas bien todos estos consejos, una plantación de arándanos que no sea para explotación comercial puede tener una vida centenaria.

¿Qué te parece el artículo? ¿Te han venido bien los vídeos? Déjame tu opinión en comentarios y si tienes curiosidad por conocer mis experiencias y experimentos en el huerto, te invito a visitar mis redes sociales y seguirme en: YouTube, Instagram, o Facebook.

AQUÍ OS DEJO UN CARTEL POR SI QUERÉIS GUARDARLO EN PINTEREST

 

Categorías Frutales
Previous

Leche Dorada, la receta auténtica

La Ranita de San Antonio un Depredador más del Huerto

Next

5 comentarios en “8 nutrientes imprescindibles para cuidar tus plantas de arándano.”

  1. Por si te sirve de algo te cuento mi experiencia.
    Tengo una planta de arándano en una maceta desde hace unos 3 años, comprada en vivero que ya tendría otro u otros 2 años.
    Hasta el año pasado la tenía en una zona de la terraza más bien sombría y apenas salieron un par de arandanitos. Este invierno la moví a otra zona que le da el sol a base de bien (desde que sale el sol hasta las 4 de la tarde más o menos) y, ahora mismo, está repletito de arándanos y bien gorditos por cierto. Y todo esto teniendo en cuenta que no ha sido un invierno muy frío que digamos. No sé qué variedad es, y si el calor del verano le podrá pasar factura, pero ahora mismo no la muevo.
    Eso sí, tengo otra planta de frambuesa con la que he hecho la misma jugada y está bastante peor que antes. Aunque la riego con cierta frecuencia se le secan bastantes hojas y ha producido menos que en la zona sombría, así que la frambuesa si que la volveré a poner donde estaba, o al menos en una zona que no le casque tanto el sol.
    A ver si te sirve de algo.

    Responder
    • Hola Menen, las frambuesas toleran mejor el frío que el calor, una exposición prolongada al calor es perjudicial.
      En cuanto a los arándanos, cuanta más luz pueda recibir la planta mejor. Los dos – tres primeros años es recomendable quitar los frutos para que desarrolle bien la raíz y la producción sea óptima en los siguientes años.
      Un saludo, José (@Laderasdelnaranco)

      Responder
  2. 8 nutrientes? He visto otros vídeos tuyos y leído por internet. ¿Crees que es más importante lo de los nutrientes que la climatología y el lugar donde se plantan? Siempre he visto que le dais importancia al frío del invierno y a que no reciban demasiado sol (son frutas del bosque). Vivo en el centro de España y con las altas temperaturas del verano nadie me aconseja arándanos. Yo estoy encaprichado con esta planta… 🙁

    Responder
    • Tienes un buen capricho, yo en tu lugar lo intentaba, pero elegiría muy bien las variedades (Sunshine blue requiere unas 150 horas de frío, Jewel y Sharpblue sobre 200 horas… Las horas de frío son importantes, pero hay tantas variedades hoy en día adaptadas a diferentes climas que hay pocas cosas imposibles. 😉

      Responder
      • Gracias José. Sigo investigando, leyendo en foros y mirando vídeos. Arándanos y frambuesas, jejeje. El frío no es problema; aquí hace un frío del carajo. El calor y, por tanto la exposición al sol en verano. He visto que hay variedades que se adaptan a zonas como Texas (estados calurosos de EEUU). Habrá que intentarlo cuando pase el verano… Gracias

        Responder

Deja un comentario