Por aquí estamos en plena temporada de Guisantes. Una legumbre rica en Vitamina C y que, al ser una legumbre, es también muy rica en proteínas que son más digestivas que las de las lentejas o los garbanzos secos. He de decir que nunca me habían gustado y es ahora cuando los estoy redescubriendo. Creo que no me gustaban porque los veía como un mero y bastante soso acompañamiento en platos de menestra o carnes. Además siempre solía verlos muy cocinados, arrrugaditos y con un color muy apagado. Qué es lo que ha pasado? Pues que como nunca se para de aprender, he descubierto que se pueden cocinar de formas mucho más atractivas y deliciosas y además conservando mucho mejor sus propiedades. Total que me he vuelto loca a comprar guisantes y a probar cositas con ellos y esta es una de las recetas que se me han ocurrido, un precioso, saludable y riquísimo Hummus de Guisantes.

Un paté realmente espectacular y muy cremoso, creo que más cremoso que el de garbanzos. Además, y como es bien sabido, la comida entra por los ojos y el color de este Hummus es precioso. Al estar muy poco cocidos y al vapor, sus nutrientes quedan casi intactos y no se diluyen en el agua. Aunque si no tenemos vaporera se pueden cocer tres o cuatro minutos en la cantidad justa de agua y aprovechar el agua para algún caldo. La receta completa en este vídeo:

Así que aquí tenéis una alternativa al hummus tradicional para aquellas personas con estómagos más delicados. Lo Ideal es consumirlos frescos pero, dada la corta duración del guisante, también se puede recurrir a los congelados el resto del año. Espero que os guste, Yo voy a seguir por aquí probando cosillas, ya os contaré!

468

Si tenéis cualquier duda dejadme un comentario.
También podéis seguirme en Facebook, Twitter, Instagram y suscribiros a mi canal de YouTube.