Si hay un producto que abunda en el verano, ese es el Calabacín. La naturaleza es generosa y hace que en estas fechas los huertos estén llenos a rebosar de estas y otras hortalizas. Así es que recogemos calabacines y más calabacines y luego no sabemos qué hacer con ellos, más allá de las famosas cremas de calabacín, que están muy ricas, sí, pero acaban cansando. Sin embargo, quienes me seguís, ya habréis podido comprobar todo lo que da de sí esta deliciosa hortaliza ya que he compartido muchas recetas con este ingrediente como protagonista como los Raviolis de Calabacín, Lasaña,Tortitas, Koftas, Boquerones….y muchas más. Y hoy, voy a compartir otra receta más. Como siempre muy sencilla, asequible y riquísima! Un delicioso Paté de Calabacín.

Una de las cosas más importantes que hay que tener en cuenta para poderle sacar provecho al calabacín es el momento de su recolección, es decir en qué momento de su crecimiento lo recogemos. Toni tiene muy buenos consejos al respecto para saber exactamente cómo tiene que ser el calabacín en su punto óptimo. Que esté tierno, que no esté hueco o lleno de semillas…Una vez que tenemos un buen calabacín el resto de la receta es pan comido. La podéis ver a continuación:

Con tan pocos ingredientes obtenemos un delicioso y saludable Paté de Calabacín ideal para comer con lo que queramos: pan de pita, crudités, sandwiches…Tiene una textura muy cremosa, un sabor suave y que te deja un gusto muy agradable. Como, además, es crudo, aprovechamos todos sus nutrientes y vitaminas al máximo. Y aguanta muy bien en la nevera cuatro o cinco días, así que no hay que atragantarse para acabárselo. Espero que lo disfrutéis!!!

468

Si tenéis cualquier duda dejadme un comentario.
También podéis seguirme en Facebook, Twitter, Instagram y suscribiros a mi canal de YouTube.